“Empleos y salarios dignos. Stop al encarecimiento la vida”, lema de la manifestación de mañana domingo

UGT y CCOO convocan el domingo una manifestación por los empleos y los salarios dignos. La movilización, convocada en contra de la carestía de la vida, partirá a las 12 de la Plaza del Ayuntamiento y concluirá en la Plaza de Pombo

Enviar a un amigo
17-02-2017

UGT y CCOO han convocado el próximo domingo 19 de febrero una manifestación en Santander con el lema “Empleos y salarios dignos. Stop al encarecimiento de la vida”, que partirá a las 12 horas de la Plaza del Ayuntamiento y concluirá su recorrido en la Plaza de Pombo, con la intervención de los secretarios generales de ambos sindicatos.

La movilización, convocada por los dos sindicatos en las principales capitales de España, precederá a una concentración de protesta, también de ámbito nacional, programada el miércoles 22 de febrero ante las sedes de la patronal para forzar la firma del nuevo Acuerdo Confederal de Negociación Colectiva y la política salarial a aplicar este año.

Según precisaron hoy en rueda de prensa el secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona; y el secretario de Organización de CCOO, Damián García, “sobran los motivos para convocar movilizaciones y sacar a la gente a la calle, y más, si se tiene en cuenta una pérdida de poder adquisitivo que va a más en los últimos años”.

Los dirigentes sindicales añadieron a la pérdida de poder adquisitivo, que estimaron en un 10% entre los años 2010 y 2012, el encarecimiento de la vida, en especial de productos de primera necesidad como la energía eléctrica, la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, los recortes en las prestaciones sociales, el retroceso de derechos sociales y el crecimiento de la desigualdad desde el inicio de la crisis económica.

“Nuestro objetivo es sacar a la gente a la calle, que la clase política tenga cerca la presión de los ciudadanos y, si no es suficiente para revertir la situación, convocar una huelga general, que en mi opinión no debería ser de un solo día”, subrayó el responsable regional de UGT, que lamentó que “ahora que no hay mayorías absolutas, muchos partidos políticos asumieron como propias las propuestas de UGT y de CCOO en su campaña electoral, aunque no parece que tengan mucha prisa por llevarlas a cabo”.

Para Mariano Carmona, “va a ser un año duro, donde tendremos que convocar movilizaciones pero si somos capaces de sacar a los ciudadanos a la calle, se lograrán los objetivos en las mesas de negociación y se podrá cambiar la actual situación, aunque somos conscientes que será difícil”.

 

Más pobreza y con nuevas modalidades

En el mismo sentido se expresó el secretario de Organización de CCOO en Cantabria, que confió en que “las movilizaciones tengan éxito porque hemos esperado mucho tiempo y ahora es el momento de estar en la calle”.

García recordó que uno de los principales motivos de la manifestación del próximo 19 de febrero en Santander y en las principales capitales de todo el país “es la aparición de nuevas modalidades de pobreza, como la pobreza energética”, además de “la necesidad de revertir la actual situación porque transitamos peligrosamente hacia una sociedad donde las nuevas generaciones van a ser más pobres que sus padres”.

García reiteró la reclamación de los dos sindicatos de “derogar las últimas reformas laborales, que han sido una absoluta estafa para los ciudadanos y para los trabajadores y lo único que han conseguido es que la temporalidad y la precariedad arrasen y que los salarios bajen”.

El responsable regional de Organización de CCOO se preguntó de qué habían servido las políticas de recortes y ajustes de los últimos años, tras criticar que “si algo ha quedado claro es que en estos años nuestros políticos han legislado para los más poderosos y todos los demás son las víctimas de esas políticas”.

“Sólo engrasando el sistema, no crujirá”, comentó el dirigente sindical, que apostó por “mejorar los salarios y las rentas del trabajo para que el sistema funcione de una manera adecuada”.

 

Sin acuerdo salarial con los empresarios

Tanto Carmona como García reprocharon a los empresarios que todavía no se haya llegado a un acuerdo en la política salarial a aplicar este año, tras recordar que la propuesta de UGT y de CCOO es que se incrementen entre un 1,8 y un 3%.

En este sentido, el secretario general de UGT matizó que “el problema no es acordar el tope de incremento salarial, el problema es que los empresarios no quieren establecer un límite mínimo porque, aunque pactemos una gran subida salarial, de nada sirve si luego los empresarios no la cumplen y el incremento se queda en cero”.

“Estudios realizados por distintas empresas calculan que se han perdido más de 20.000 millones de euros en salarios en los últimos años, con todo lo que esto implica para el consumo y para el propio crecimiento del sistema económico”, agregó Carmona, que subrayó que “de poco sirven que los empresarios pidan incentivos para el consumo, cuando ellos mismos reconocen que los salarios que ellos dan a sus trabajadores son muy precarios”.

“No es tanto de subida salarial como de garantía de poder adquisitivo”, añadió Damián García, que reiteró que el principal inconveniente es que “los empresarios no quieren hablar de mínimos en el incremento salarial pactado”.