Los lobos han matado este año 97 ovejas y cabras en 17 ataques en el concejo asturiano de Campo de Caso

Los ganaderos y el gobierno local reclaman "soluciones" al Principado para evitar que los cánidos "ronden el pueblo todas las noches"

Enviar a un amigo
09-07-2017

 

SEGÚN PUBLICA HOY LA NUEVA ESPAÑA los lobos siguen causando estragos a la cabaña ganadera de Campo de Caso. La localidad ha sufrido en lo que va de año una veintena de ataques de cánidos que han acabado con casi un centenar de ovejas y cabras. Los ganaderos y el gobierno local reclamaron ayer "soluciones" al Principado para frenar los "cuantiosos daños" causados por los lobos en los últimos meses en diferentes puntos del concejo.

El último ataque de los cánidos en Campo de Caso -ocurrido de nuevo en una finca en pleno pueblo, a escasos metros de las casas- se produjo en la madrugada de ayer. Los lobos mataron a cuatro ovejas e hirieron a tres más. Sólo una quedó a salvo, según indicó el ganadero afectado, Juan Ramón Vega González, que también tiene cabras y cabezas de vacuno. "Es el tercer ataque que sufre mi ganado desde septiembre. Tenía veinte ovejas y sólo me queda una sana y otras tres heridas", indicó Vega, que añadió: "Las había llevado a esa finca el viernes por la tarde y unas horas después ya me las habían matado. Eso quiere decir que tenemos todas las noches a los lobos rondando por el pueblo".

Este ganadero casín explicó que "la sensación que tengo es de impotencia porque nosotros no podemos nada por nuestra cuenta para solucionar el problema y el Principado tampoco adopta medidas. Es frustrante ver cómo acaban con todo tu ganado; ya no sé si comprar más ovejas para reponer los daños o dejarlo estar así", argumentó Vega.

La indignación entre los vecinos y ganaderos del concejo es generalizada, tal y como explica Miguel Fernández, concejal de Ganadería de Caso. "La gente está cabreada y es algo lógico porque lo que están pasando no es normal. Sólo en Campo de Caso se han producido diecisiete ataques en el primer semestre del año que han supuesto la pérdida de 97 ovejas y cabras, entre las que fueron halladas muertas y las que han desaparecido", esgrimió el edil.

Fernández aseguró que "desde el Ayuntamiento no podemos dar soluciones porque no tenemos competencias para ello. La administración que gestiona estas situaciones, el Principado en este caso, es la que debe dar un paso al frente para buscar esas soluciones. Estamos conviviendo con los lobos en los pueblos y no es algo normal", sentenció.

El edil de Caso no abogó por ninguna fórmula expreso, pero expuso que, en el caso de plantearse hacer batidas de cánidos, los vecinos están dispuestos a colaborar. "Los cazadores locales y los propios ganaderos han manifestado su predisposición a echar un cable si es necesario. Lo que queremos todos es que esta situación no vaya a más".