No se detectan incendios en Cantabria pero continúa el nivel 2 de precaución ante las previsiones meteorológicas

El Gobierno recuerda la prohibición de cualquier tipo de quemas en toda la región y hace un llamamiento a la población para evitar riesgos

Enviar a un amigo
05-08-2018

El Gobierno de Cantabria, por medio de la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha informado que en la región no se ha registrado ninguna incidencia de incendios en la jornada de ayer, hasta el momento , aunque debido a las previsiones meteorológicas por la altas temperaturas, se mantiene el nivel 2 de su Operativo de Lucha contra Incendios Forestales en las comarcas forestales 5 y 6, que agrupan a los municipios de Reinosa, Hermandad de Campoo de Suso, Campoo de Enmedio, Valdeolea, Valdeprado del Río, Campoo de Yuso, Las Rozas de Valdearroyo y Valderredible.

Esta medida implica que, tanto la guardería como las cuadrillas forestales de esas comarcas, permanecen en alerta ante la posibilidad de que se produzcan incendios y facilitar así la detección e intervención temprana. Además, se incorporan las cuadrillas adscritas en las comarcas 3 (Nansa), 7 (Besaya), 8 (Pas), 11 (Costera oriental) y 13 (Costera Occidental) como refuerzo del operativo que contarán con el ingeniero de guardia encargado de la coordinación y los encargados de la emisora central de la Dirección General. En total se encargan del cuidado y vigilancia de la zona 9 guardas y 7 cuadrillas forestales con 3 autobombas.

La medida de precaución se extiende a la prohibición de todo tipo de quemas en todo el territorio de Cantabria que se mantendrá en función de las previsiones de la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología)

El Gobierno de Cantabria hace un llamamiento a los ciudadanos para que eviten, mientras se mantenga esta alerta meteorológica, cualquier práctica de riesgo que pudiera generar un incendio, como prender hogueras o utilizar maquinaria que pueda provocar chispas en zonas cercanas al monte. Asimismo, solicita la colaboración ciudadana para alertar de cualquier indicio de que se pueda estar originando un incendio.