Para CCOO el MetroTus es insuficiente por ser parcial e incompleto

Los trabajadores del TUS ven positivo que el ayuntamiento quiera priorizar el transporte público frente al privado pero echan de menos que se consulte a los implicados.

Enviar a un amigo
Para CCOO el MetroTus es insuficiente por ser parcial e incompleto 27-01-2018

En febrero entra en funcionamiento el reordenamiento del transporte público urbano en Santander bajo el nombre de Metro TUS y CCOO de Cantabria cree que es “un intento a medias”. “Aunque se va en la dirección correcta, ha faltado valentía por parte del Ayuntamiento para hacer una apuesta integral para agilizar el tráfico, promover el uso del transporte público y reducir las emisiones de CO2”, ha explicado la secretaria de Salud laboral y Medio Ambiente del sindicato en Cantabria, Laura Lombilla.

 
El análisis que ha hecho la organización respecto al nuevo modelo que operará desde febrero tiene muchas aristas. Por un lado, CCOO destaca que “el Metro TUS es una buena idea, pero se puede volver en contra de su propio objetivo”. Lo que preocupa al sindicato es que “todo se ha hecho a medias”. “Un sistema como este no puede implantarse de manera parcial. El eje Valdecilla-Campos de Sport de El Sardinero debería tener un carril exclusivo en todo el trayecto porque, tal y como va a operar, los cuellos de botella en San Fernando, Cuesta del Gas o Reina Victoria restan mucha eficiencia a todo el proyecto”.
 
Los delegados de CCOO en la empresa pública TUS, por su parte, creen que lo positivo es que “se prioriza el transporte público sobre el privado” y están a la espera de comprobar si es posible o no cumplir con las frecuencias prometidas. “Sin embargo, es increíble que ni la Universidad de Cantabria, ni el Ayuntamiento, ni la empresa hayan consultado con los conductores, que somos lo que estamos todo el día en la calle. A pocos días de entrar en funcionamiento todavía hay muchas dudas por resolver”, explica Carlos Peña. Alfredo Andrés, otro de los delegados de CCOO en TUS, añade que mientras la renovación de la flota “va a buen ritmo” es preocupante que la tasa de temporalidad en el empleo se mantenga entorno al 20% y que haya cerca de un 10% de los 220 conductores que firman contratos a 6 meses. También tienen dudas los conductores sobre los nuevos trayectos de rutas muy cortas y muy repetitivas -“eso es lo que más machaca a un conductor”, explica Peña- y sobre algunos puntos de las nuevas rutas donde los descansos se establecen en lugares sin aseos ni zonas de reposo disponibles.
 
Otra de las preocupaciones de la plantilla del TUS tiene que ver con la lógica de los intercambiadores. “Es una buena idea y pueden dar un servicio muy bueno a las personas que acceden a la ciudad desde los municipios cercanos, pero la realidad es que no hay aparcamientos públicos disuasorios. Desde luego, no lo  hay en Valdecilla, y en El Sardinero, el parking de los Campos de Sport suele estar ocupado por actividades, ferias o instalaciones que limitan su uso en muchos momentos del año”. Además, para los conductores “el sistema de transbordos desde los servicios que vienen de la periferia al centro y viceversa pueden suscitar quejas y seremos los conductores quienes las suframos” recalca Peña.
 
“Se nota la falta de participación. Mientras la construcción del Plan de Movilidad Sostenible de Santander contó con la participación de las organizaciones sociales a través de mesas de trabajo, el Metro TUS se ha hecho sin contar con los actores implicados”, insiste Lombilla. De hecho, la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO en Cantabria también cree que el Ayuntamiento “está siendo poco sensible a las necesidades de las personas mayores y de los barrios más periféricos”, ya que a su juicio el nuevo sistema supondrá inconvenientes para las personas mayores que, debido a los trayectos a los barrios, tengan que acometer cambios de autobús. “No vemos en lo comunicado una mejora radical de la situación de incomunicación de los barrios más distanciados del centro”, denuncia José Antonio Calderón, secretario general de la Federación en Cantabria. “Perdura una idea de que hay una Santander noble y que merece estar conectada y otra donde las frecuencias y la cobertura geográfica es muy limitada”.