Hemeroteca digitalBuscador de noticias Jueves 19 de Enero de 2017

Para Díaz el PRC confunde con presiones lo que es un ejercicio de transparencia y responsabilidad sobre las VPO de la calle Alta

Critica que el PRC sólo quiere transparencia "cuando le conviene", y defiende el derecho de los adjudicatarios de las viviendas a conocer la situación del proyecto y los primeros en ser informados han sido los miembros de SVS

Enviar a un amigo
10-01-2017

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda de Santander, César Díaz, ha lamentado hoy que el PRC confunda con medidas de presión el "ejercicio de transparencia y responsabilidad" realizado por el equipo de gobierno al informar de las consecuencias de la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para el proyecto de las 70 viviendas de protección oficial de la calle Alta.

Para Díaz, la información facilitada al respecto es la mejor prueba de que el equipo de gobierno municipal está cumpliendo su compromiso de informar sobre los proyectos afectados por la anulación del PGOU a medida que se vayan teniendo datos.

En cambio, ha opinado que la respuesta del portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, demuestra que el PRC sólo quiere transparencia "cuando le conviene o beneficia a sus intereses políticos".

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda ha subrayado que el equipo de gobierno municipal ha dejado patente desde el primer momento su disposición máxima a facilitar información rigurosa y contrastada sobre los efectos de la anulación del Plan General.

  Ha recordado que ya se informó a los grupos municipales en la Comisión de Desarrollo Sostenible y el equipo de gobierno se comprometió a convocarles de nuevo a medida que hubiera más datos, dada la complejidad que entraña en algunos casos determinar el alcance de la anulación del plan y las posibles soluciones.

Según ha recalcado Díaz, eso es lo que se ha hecho esta vez, informando de la situación una vez que se ha constatado que la actuación no tiene encaje en el plan de 1997.

En este sentido, ha hecho hincapié en que los primeros en ser informados han sido los miembros del Consejo de Administración de la SVS, con motivo de la reunión celebrada ayer por este órgano en el que, tal como ha recordado, están representados los grupos municipales por expresa decisión del equipo de gobierno, ya que legalmente no existe obligación de darles participación en dicho consejo.

El concejal ha defendido además el derecho de los adjudicatarios de las viviendas a conocer el estado del proyecto y ha resaltado que ése fue precisamente uno de los acuerdos adoptados en la reunión del Consejo de Administración, el de comunicarles la situación generada por la anulación del Plan General.

Por último, ha señalado que si alguien está utilizando el PGOU como medida de presión, es el PSOE para sacar adelante su Ley del Suelo, aunque sea "a costa de demorar" la solución a la situación generada en Santander por la anulación del Plan General a consecuencia de una causa "externa y sobrevenida" como fue la nulidad del bitrasvase por la "deficiente" evaluación ambiental realizada por los socialistas.