Para Manuel Rico “En España hay un control bastante importante sobre los medios de comunicación”

ManuelRico, director de Infolibre, y AntonioSalvador, periodista de investigación de El Independiente y coautor del libro El saqueo de los ERE, son dos exponentes de ese periodismo intencional y de investigación

Enviar a un amigo
15-07-2017

Transparencia Internacional, en su índice de corrupción, situó a España en el año 2016 en el puesto 41. Sin embargo, en España sigue habiendo un “periodismo intencional” que “a través de sus informaciones trata de cambiar algo”, como dice Antonio Rubio, periodista y director del encuentro Periodismo de investigación, que ha tenido lugar esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).


ManuelRico, director de Infolibre, y AntonioSalvador, periodista de investigación de El Independiente y coautor del libro El saqueo de los ERE, son dos exponentes de ese periodismo intencional y de investigación que trata de erigirse como “una manera de mejorar la sociedad sin cambiar el mundo por completo”, como define Rico.


El director de Infolibre, que ha descrito el proceso de su investigación a lo largo de diez años sobre el caso de corrupción en torno al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha identificado algunos de los grandes problemas que afronta la investigación periodística en España. Entre ellos, Rico ha destacado que existe “un control bastante importante sobre los medios de comunicación”, y ha añadido que si se retirase la publicidad institucional, tanto de la Administración como de las grandes empresas, “muchísimos medios tendrían que cerrar o llevar a cabo reducciones de plantilla muy importantes”, lo que explica que muchos casos de corrupción investigados periodísticamente pasen inadvertidos. “No hay empresas con modelos de negocio potentes que posibiliten una menor dependencia de un poder político o empresarial, que al fin y al cabo lo que quiere es controlar la información”, ha expresado el periodista.


Asimismo, ha denunciado que la investigación ha quedado relegada en las facultades de Periodismo y que “es difícil que lleguen periodistas a las redacciones con una mínima formación sobre qué herramientas utilizar”, como son las bases de datos del Registro Civil o de sentencias judiciales, ha explicado. Por último, Rico, que ha señalado que “hay que poder demostrar al 100% lo que se publica”, huyendo del “periodismo de invención”, ha considerado que uno de los grandes problemas de la política española es que “en la mayoría de las ocasiones, el poder político se pone de parte del corrupto”, algo que ha calificado de “desesperanzador”.


Por su parte, Salvador, que ha contado su experiencia personal en la investigación periodística sobre el caso de los ERE de Andalucía, ha subrayado que la corrupción “no debemos circunscribirla exclusivamente al ámbito político”, que suele ser el más mediático, pero que debido a la falta de dotaciones en las redacciones “quedan muchos temas sin que se puedan investigar”, ha dicho.


El periodista de El Independiente ha indicado que cuando llevas a cabo una investigación, hay que tener “unos conocimientos básicos o el asesoramiento de alguien que te permita conocer la materia para poder traducirla y poder informar sobre ello”. Finalmente, Salvador ha remarcado el “centralismo informativo” que impera en los medios de comunicación, y ha considerado que si el caso de los ERE se hubiera producido en Madrid, habría sido “extraordinariamente más relevante”.

Fotografía: UIMP 2017 | Esteban Cobo