Pide al alcalde que reúna a todos los entes lo antes posibles para acabar con los malos olores

Ha lamentado que “el alcalde siga impasible mientras los vecinos de Guarnizo sufren las consecuencias de unos olores nauseabundos e incompatibles para poder vivir a gusto en el municipio”.

Enviar a un amigo
11-10-2018

El concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Astillero, Javier Fernández Soberón, ha exigido al alcalde que reúna a todos los entes posibles posibles para acabar con los malos olores.

Javier Fernández Soberón ha lamentado que “el alcalde siga impasible mientras los vecinos de Guarnizo sufren las consecuencias de unos olores nauseabundos e incompatibles para poder vivir a gusto en el municipio”.

Soberón “felicita al alcalde por lograr unos análisis de la calidad del aire, petición que este mismo concejal había realizado al equipo de gobierno hace más de un mes, por lo que anima a actuar de manera mucho más ágil”.

El concejal ha querido recordar al alcalde que “pese al voto en contra del PRC, el pleno del ayuntamiento aprobó celebrar una mesa de trabajo entre Policía Local, Guardia Civil, asociaciones de vecinos, Gobierno de Cantabria, y representantes del polígono entre otros, para actuar de forma conjunta y evitar seguir con esta descoordinación”.

 

Soberón asegura que “ha mantenido reuniones con varias de las empresas del polígono de Guarnizo que han sido señaladas como posibles causantes de estos malos olores, y pide al Alcalde que cumpla el acuerdo plenario de inmediato, para que las empresas, y diferentes servicios técnicos se sienten a la misma vez en una mesa, ya que las propias empresas, al igual que los vecinos, son las primeras interesadas en conocer el origen del problema y así evitar seguir siendo señaladas”.

El edil afirma también que “no cesará en continuar apretando al Alcalde para que actúe, y que se ponga manos a la obra, en un problema de un calado social que no se vivía en este pueblo desde hace muchos años”.

“Los vecinos de Guarnizo se han agrupado y han creado una plataforma a la que más de 2.000 vecinos se han adherido y en la que no se descartan movilizaciones y manifestaciones en los próximos días ante la falta de actitud del alcalde”, ha concluido Javier Fernández Soberón.