Podemos en busca de la defensa de los pescadores de bonito

"Barcos arrastreros pelágicos franceses e irlandeses incrementan su presencia en aguas cercanas a nuestras costas con objeto de capturar bonito del norte en el límite de nuestras aguas territoriales”, denuncia José Ramón Blanco

Enviar a un amigo
Podemos en busca de la defensa de los pescadores de bonito 12-11-2017

Podemos buscará este lunes en el Pleno el apoyo de todos los grupos políticos para proteger a los pescadores cántabros de bonito. “En los último años –explica José Ramón Blanco- los pescadores cántabros y del resto de comunidades del norte de España: Galicia, Asturias y País Vasco, han visto con creciente preocupación como barcos arrastreros pelágicos franceses e irlandeses incrementan su presencia en aguas cercanas a nuestras costas con objeto de capturar bonito del norte en el límite de nuestras aguas territoriales”.

Desde Podemos quieren que desde Cantabria se trabaje a nivel nacional y europeo para garantizar la viabilidad del stock a medio y largo plazo, así como el buen estado ambiental de las aguas tal y como establecen las distintas directivas europeas.

Además, buscan la unión de todos los diputados autonómicos para buscar una postura común y consenso, así como de las fuerzas políticas de Cantabria con representación en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento Europeo para que se defiendan conjuntamente los intereses de los pescadores de Cantabria.

En Podemos Cantabria piensan que esta situación es doblemente injusta para los pescadores cántabros puesto que, por un lado, las artes empleadas por estos barcos son mucho menos selectivas que los métodos artesanales empleados por los pescadores cántabros y, por otro lado, producen capturas masivas de bonitos de todo tipo de tallas que llegan en mal estado a bordo, bajando enormemente el precio de la captura en lonja y que, además, ponen en riesgo la viabilidad del stock a medio-largo plazo.

“Se da la paradójica situación –dice Blanco- de que mientras la pesquería artesanal de curricán y caña de bonito del norte ha sido reconocida por el prestigioso Marine Stewardship Council con su prestigiosa etiqueta azul: el estándar medioambiental más riguroso del mundo para la pesca sostenible, esta debe competir con artes que tienen un importante porcentaje de captura accidental de especies protegidas por distintas directivas europeas como el delfín atlántico, el delfín común o la foca gris”.