Podemos “alarmado” ante el nombramiento de un “torturador” como jefe de la Policía Nacional de Cantabria

El agente fue condenado por torturas y detención ilegal en 1994 por la Audiencia Provincial de Madrid y su pena fue conmutada por el Gobierno de José María Aznar en 1998

Enviar a un amigo
19-04-2017

Podemos Cantabria se ha mostrado hoy “alarmado” por el nombramiento de Héctor Moreno García como jefe de la Policía Nacional de Cantabria.

Creen que la Policía, como todos los cuerpos de seguridad del estado, deben ser un ejemplo de servicio público para la protección de los derechos fundamentales de la ciudadanía. En este sentido, “que se nombre a un torturador condenado a 48 años de inhabilitación especial por maltratar a peatones que estaban celebrando las fiestas del barrio de Malasaña en Madrid, es una mancha que ni los cántabros ni las fuerzas de seguridad de nuestra Comunidad Autónoma merecen”.

La preocupación, señalan desde Podemos Cantabria, es aún mayor cuando el caso de Héctor Moreno García es un ejemplo claro de los brutales recortes en las libertades civiles que han ido llevando a cabo los sucesivos gobiernos del PP: en primer lugar, el Gobierno de Aznar indulta a cinco torturadores, y posteriores gobiernos del PP conceden a uno de ellos ascensos a los puestos más altos.

En este sentido contrasta como desde el Ministerio del Interior, primero con Fernández Díaz y ahora con Zoido, se persigue cada vez con más ahínco la libertad de expresión mientras se indulta y asciende a quienes se han saltado las leyes agrediendo a civiles y han sido condenados por ello.

Mientras en Cantabria se condena a la población civil por rehabilitar el espacio Argumosa, se persigue judicialmente a quienes sostienen que #PreguntarNoEsDelito o se utiliza la Ley Mordaza contra los miembros de la PAH, “el Ministerio del Interior sitúa a un torturador al frente de nuestra policía para enviar un mensaje claro a la población civil”.

Podemos Cantabria no va a callar ante esta situación, y llevará a cabo todas las medidas en su mano para que este nombramiento no se lleve a efecto o se revoque. “Cantabria es una tierra pequeña pero muy digna y desde la formación morada no van a permitir que un torturador manche ni el nombre de Cantabria ni el de su Policía”.