Polanco desea formar una nueva agrupación de danzas

uUn grupo de ex danzantes, de los últimos años 60 e inicios de los 70, desean formar una nueva Agrupación de Polanco que forme a niños y jóvenes a fin de retomar la antigua tradición.

Enviar a un amigo
09-10-2018

En la foto la última agrupación

Polanco cuenta entre sus tradiciones folclóricas con los bailes de Grupos de danzas, donde los picayos, bailes de arcos, la baila de Ibio, Cuevanuco, Conde de Lara, Trepeletré y jota eran habituales en las fiestas de los barrios municipales. Las procesiones, en honor a las advocaciones de los distintos patronos de las diversas capillas e iglesias del municipio, se acompañaban siempre del armonioso repicar de castañuelas y sones de pandereta que iban marcando el ritmo de los danzantes al frente del cortejo.

En Polanco, a lo largo de todo el siglo XX han existido varias agrupaciones de danzantes que durante  periodos diversos han contribuido a dar colorido, sonido y aire a las fiestas locales. Fueron maestros de danzantes, Eustaquio Pajarejo a principios del siglo XX; posteriormente, finales años 40 y década de los 50, Esteban Cano, se encargó de enseñar la tradición que tras unos años de ausencia, a finales de los años 60 fue retomada por Carmina Pérez, encargándose del adiestramiento Julia Macho que, ya en 1982, formó el Grupo de Danzas”El sabor de la tierruca” que perduró hasta los inicios de los años 90.

Recientemente, Julia Macho, recibió un homenaje,  por todos sus años de dedicación a enseñar y preservar los bailes regionales, de parte de los danzantes que con ella aprendieron.
Afortunadamente, hoy en día en este sentido, está haciendo una gran labor la monja del Colegio “la Milagrosa”, que es además natural de Polanco, Sor Neluca, exdanzante que viene enseñando los bailes tradicionales de danzas a todos los niños que asisten al colegio, por lo que en el imaginario del colectivo infantil se continúa recreando sones, ritmos y danzas de nuestro folclore, dándolas a conocer y dando lugar a que no desaparezcan del todo.

La cuestión es que desde hace más de 25 años no existe ninguna agrupación en el pueblo que baile los picayos a fiesta. Es por ello, que un grupo de ex danzantes, de los últimos años 60 e inicios de los 70, desean formar una nueva Agrupación de Polanco que forme a niños y jóvenes a fin de retomar la antigua tradición.

El día 16 de octubre, a las 19 horas, en la Casa de Cultura tendrá lugar una reunión a la que podrán asistir todos los padres o niños que tengan interés en formar parte de una nueva Agrupación de Danzas.