Puigdemont dice ahora que "otra solución que la independencia, es posible"

Puigdemont ha dicho en el medio belga 'Le Soir', que está dispuesto a hablar de otro futuro para Cataluña que no sea la independencia. ¡He trabajado durante 30 años para obtener otro anclaje de Catalunya en España!".

Enviar a un amigo
13-11-2017
 Puede que algunos vean en esta nueva postura del ex president Puigdemont un golpe de razocinio. O que está rendido. O más bien, que hay elecciones el 21 de diciembre y se pretende seguir gobernando en Cataluña a sabiendas que por la vía independentista no se logrará nunca un Ejecutivo dentro de la legalidad. Es lo que ha ocurrido con la primera vez que España ha tenido que aplicar el artículo 155 de la Constitución.

El caso es que Carles Puigdemont ha dicho en un medio belga, el prestigioso 'Le Soir', que está dispuesto a explorar otras vías para el futuro de Cataluña que no pasen por la independencia. Lo que le llevan diciendo años en nuestro país y meses desde Europa, que ha cerrado la puerta a una República catalana que atomice la Unión con la aparición de nuevos pequeños territorios y naciones que quieren su soberanía.

La frase es clara y rotunda: "Otra solución que no sea la independencia es posible". En esta entrevista al diario del país donde está 'refugiado' ante la persecución de la Justicia española, que le reclama por la acusación de graves delitos (sedición, rebelión y malversación), el ex president se ha mostrado eufórico para contestar sobre la posibilidad de que existan otras vías menos unilaterales como es la ruptura con el Estado español: "¡Siempre es posible! ¡He trabajado durante 30 años para obtener otro anclaje de Catalunya en España!".

Pugidemont dio su lado más amable a este medio local para asegurar que está dispuesto a buscar otra "relación con España", salidas que le ofrecieron desde la política nacional en varias ocasiones los distintos líderes de partidos como alternativa a su 'procés' soberanista. Además, también se pronunció a favor de un "acuerdo con el Gobierno", al mismo al que ha llamado "fascista" o "franquista" ante los periodistas de todo el continente en sus ya famosas ruedas de prensa en Bruselas.

El ex president recurrió al argumento del Estatut tirado por la Justicia en 2010, tras lo cual contestó al periodista: "¿Sabe cuántos diputados independentistas había en ese momento en el Parlament? ¡14 de 135!. Ahora se han convertido en 72". Y por supuesto, responsabilizó también al PP: "El responsable del crecimiento del independentismo es ante todo el Partido Popular".