Quiñones responde a Fernández que el P P "está inhabilitado" para hablar de estabilidad política

El PSOE afirma que el PP es "un partido totalmente fracturado, al borde de la escisión" y recomienda a los populares centrar sus esfuerzos en garantizar la estabilidad de su propia organización

Enviar a un amigo
10-08-2017

La secretaria de Economía y Comunicación del PSOE, Ainoa Quiñones, ha respondido al portavoz popular Iñigo Fernandez y en particular a sus declaraciones donde decía que lo que "falla es que no hay un proyecto de región, falla que no hay rumbo, falla que no hay gestión política, falla que no hay Gobierno y falla que no hay presidente del Gobierno", considerando que el Partido Popular debería centrar sus esfuerzos en garantizar la estabilidad interna de su organización.

Quiñones asegura que el Partido Popular "está inhabilitado" para hablar de estabilidad política "con un partido totalmente fracturado, al borde de la escisión".

Para la dirigente socialista, el Partido Popular debería aprovechar estos meses "para trabajar en aunar el esfuerzo de todos sus afiliados y no en seguir desmembrando su estructura".

"Es asombroso que quienes en pocos meses solo han sabido romper y dividir a su partido en dos vengan ahora con lecciones de estabilidad a un Gobierno que funciona y que está mejorando la vida de la gente" asegura la secretaria de Economía y Comunicación del PSOE.

A su vez, Quiñones recuerda que el PP desde hace mucho tiempo está más centrado en sus problemas internos e intereses personales que en mejorar la vida de los cántabros. “Mientras vemos a un Partido Popular centrados más en sus cuitas partidistas que en el interés general, el PSOE está demostrando cada día en los ayuntamientos y en el gobierno como se pueden reforzar los pilares básicos de bienestar a pesar de estar amenazados por las políticas del PP”.

Estabilidad del Gobierno garantizada

En este sentido, la dirigente socialista recuerda que la dirección del PSOE está analizando qué áreas necesitan ser reforzadas para trasladar las decisiones al ejecutivo regional. "El objetivo de dar mayor visibilidad a las políticas socialistas y potenciar la acción del PSOE en el Gobierno" subraya Quiñones.

Para quien, la estabilidad del Gobierno de Cantabria "está más que garantizada" por el pacto suscrito entre ambos partidos en 2015. Asimismo, la dirigente recuerda que los líderes del PRC y del PSOE ratificaron dicho compromiso "hace solo unos días".

"En el PSOE consideramos prioritaria la estabilidad del Gobierno para concluir el proyecto de legislatura que en este momento se encuentra en marcha" destaca.


Por último, Ainoa Quiñones afirma que los cambios que se vayan a producir "solo ahondarán en la mejora de la labor política social y económica que está desarrollando el ejecutivo para garantizar un mayor bienestar a los cántabros".

EL PRESIDENTE ESTÁ AGOTADO

Iñigo Fernández afirmó ayer que el Ejecutivo cántabro y su presidente están agotados y sustentando esta afirmación en los distintos indicadores económicos que, según añadió, sitúan a  Cantabria a la cola de España, cuando lo cierto es que la región dispone de la mejor financiación autonómica por habitante y este año va a percibir 164 millones de euros más.

Pese a tener mejor financiación y más dinero, el portavoz del PP ha señalado que los datos demuestran que Cantabria llega a la recuperación económica tarde, mal y nunca; crece menos que la media, crea mucho menos empleo que la media, se empobrece más que nadie y además se endeuda como nadie, ha subrayado.

Para Fernández, esto no es culpa de los demás, sino que es el resultado de una falta de gestión en Cantabria. Por ello ha indicado que salir a culpar a los demás de los fracasos propios, que, según ha añadido, es lo que hace a menudo Miguel Angel Revilla, es tratar de eludir su propia responsabilidad.

En opinión del portavoz del Partido Popular de Cantabria, si los resultados económicos son tan pobres y tan desalentadores, algo falla. En este sentido Fernández ha añadido que necesariamente falla lo que se está haciendo en la región.

A su juicio, lo que falla es que no hay un proyecto de región, falla que no hay rumbo, falla que no hay gestión política, falla que no hay Gobierno y falla que no hay presidente del Gobierno.

Al respecto, Iñigo Fernández ha concluido diciendo que el presidente de Cantabria ni está ni se le espera.