"Ser digital no es una opción para Telefónica, porque “o eres, o dejarás de estar”

La conocida como ‘revolución de la hiperconectividad’ es algo que “la industria tiene que digerir. O eres, o dejarás de estar”, ha explicado Gilpérez.

Enviar a un amigo
03-07-2017

La II Escuela de Economía Financiera Banco Popular. Emprender ahora ha contado con la perspectiva de Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, sobre la transformación digital y sobre cómo una empresa tradicional se adapta a un ecosistema en el que la digitalización “no es una opción”. La conocida como ‘revolución de la hiperconectividad’ es algo que “la industria tiene que digerir. O eres, o dejarás de estar”, ha explicado Gilpérez.

Su ponencia ha girado en torno a las estrategias pasadas, presentes y futuras llevadas a cabo por la multinacional española en el ámbito digital. “Este nuevo modelo irrumpe en todos los negocios y conmina a las empresas físicas a un sistema centrado en los datos”, ha señalado el máximo representante de Telefónica España. En este sentido, Gilpérez ha solicitado una regulación de este ecosistema, “donde las reglas del juego tienen que ser las mismas para nuevos agentes y empresas tradicionales. La igualdad es necesaria”.


El punto más relevante de la revolución de la hiperconectividad es la velocidad, ha destacado Gilpérez, algo que han solucionado digitalizando sus operaciones de red. “Lo que hemos crecido en nivel de tráfico IP en 2016 es similar a lo que hemos crecido en los anteriores 90 años de nuestra historia”, ha revelado. Esto, a su parecer, se debe a que “somos consumidores de datos”, ha manifestado.


Esta digitalización de “ámbito global” se plasma en que Facebook, Whatsapp e Instagram tienen “tantos miembros que, si fueran población, los situarían entre los cinco países de mundo con más habitantes”, ha indicado el ponente. La tecnología está cambiando el modelo: “En 2006 las empresas más poderosas del mundo eran aquellas relacionadas con materias primas y hoy, en cambio, el poder lo concentra el sector tecnológico”, ha afirmado el presidente de la multinacional.


Asimismo, durante su ponencia ha expuesto algunas de las medidas que, ante esta nueva situación, ha llevado a cabo la empresa española. La transformación en el sector es constante y debe adaptarse a las necesidades de un cliente que ya no usa “la voz” porque prefiere usar Whatsapp. “La transformación de telefónica es un ciclo que se inició en 1924 con los cables y los postes que llega hasta nuestros días. Nos hemos tenido que reinventar y eso se refleja en la reestructura de ingresos de la compañía hacia los datos o la TV”, ha explicado.


En este marco digital, las apuestas de Telefónica mencionadas por Gilpérez tienen como punto de partida la rotundidad. “Nuestra ambición es ser la productora de habla hispana más importante del mundo” y lanzar entre “ocho y diez producciones al año a partir de septiembre de 2017”, ha indicado. Además, en su ponencia ha destacado la calidad de las infraestructuras que tiene España en comparación con el resto de Europa. Un punto fundamental porque “sin estas autopistas de comunicación no eres digital”, ha sentenciado.

 

Fotografía: UIMP 2017 | Juan Manuel Serrano