Rajoy y Sánchez llegan a un pacto en la respuesta al desafío catalanista

Acuerdan seguir controlando las cuentas de la Generalitat para evitar "estructuras paralelas". Ambos han tachado de "frentista y xenófobo" el discurso de Torra

Enviar a un amigo
15-05-2018
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy se ha reunido esta mañana con el líder del PSOE, Pedro Sánchez durante algo menos de una hora para abordar la situación política en Cataluña tras la investidura de Quim Torra. Ambos han tachado de "frentista y xenófobo" el discurso de Torra y han acordado seguir respondiendo con "firmeza y desde la unidad" al desafío soberanista, y han pactado mantener el control de las cuentas de l Generalitat para evitar "estructuras paralelas", como las anunciadas por el nuevo president.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han dejado claro que podrán reactivar el artículo 155, cuya vigencia decae con la formación del Govern, "en defensa de la legalidad constitucional y estatutaria frente a cualquier eventual desafío". Ambos han coincidido en tachar de "frentista y xenófobo" el discurso del presidente Quim Torra, al tiempo que han rechazado la puesta en marcha de estructuras políticas "paralelas".

Entre los acuerdos alcanzados, destaca el mantenimiento del control en las cuentas públicas de la Generalitat, precisamente para evitar cualquier "estructura política distinta a las únicas válidas, que son aquellas contempladas en la Constitución y el Estatuto de autonomía de Cataluña".

Según ha avanzado Sánchez desde Ferraz, le ha propuesto a Rajoy que se reúna con el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, para intentar que "abandone la defensa del derecho de autodeterminación" y se sume a la respuesta de los llamados constitucionalistas. "Creo que si algo se ha hecho bien en los últimos meses fue precisamente la unidad de acción del PSOE y Gobierno y esa unidad no podemos blindarla sino que queremos abrirla al resto de fuerzas políticas".

Además de instar a Rajoy a reunirse con Iglesias, el líder del PSOE ha pedido al de C's, Albert Rivera que "considere si la mejor manera de responder al desafío independentista es cuestionar la unidad de quienes defendemos el orden constitucional".

Sánchez también ha anunciado que el Gobierno y el PSOE emprenderán una "acción exterior para explicar a la comunidad internacional cómo el supremacismo tiñe el pensamiento del bloque independentista", y es que a su juicio, "los valores europeos no encuentran reflejo en las pañabras de Torra".

En la reunión han acordado también enviar un "mensaje de serenidad y calma" a la sociedad española y "nuestros socios europeos". Según Sánchez, "el mensaje debe ser de confianza, calma y serenidad porque el estado de Derecho es suficientemente firme y fuerte para responder a cualquier desafío".