Rescatada una montañera en una compleja operación nocturna, con niebla y nieve, en Picos de Europa

Fue necesario evacuarla mediante arrastre de una camilla trineo durante toda la noche en zona de alta montaña.

Enviar a un amigo
06-07-2018

Efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Potes (Cantabria), en una complicada intervención de más de 10 horas de duración, han rescatado a una montañera de 49 años y vecina de la provincia de Málaga, con una posible fractura de tobillo debido a una caída tras resbalar por un nevero y golpearse con una roca.

La accidentada se encontraba en una canal que desciende entre Collado de los Horcados Rojos y el Pico Tesorero, en el Macizo Central de Picos de Europa, complicándose el rescate al ser la mayor parte de noche, en zonas de fuerte pendiente con roca, nieve y cortados pronunciados.

La Guardia Civil de Cantabria fue alertada en la tarde de ayer por el servicio 112 de la existencia de una persona herida en los Picos de Europa y que tras intentar el rescate con el helicóptero de ese servicio no habían podido efectuarlo.

De inmediato los GREIM de la Guardia Civil de Potes realizaron acopio de material pudiendo establecer contacto con los llamantes, siendo informados que se trataba de un grupo de 10 personas que realizaban una ruta del refugio del Collado Jermosa al de Naranjo de Bulnes, y que parte del grupo se había trasladado al refugio de Cabaña Verónica, lugar próximo al lugar del accidente para dar el aviso de lo sucedido.

Con la ubicación exacta del lugar del accidente, cuatro rescatadores del GREIM llegaron a los acompañantes de la accidentada tras tener que ascender a pie provistos de cuerdas, anclajes y camilla, para continuar hasta la montañera donde llegaron sobre las 23.30 horas, procediendo a inmovilizarla la pierna junto con uno de los integrantes del grupo que es médico.

Arrastre en camilla-trineo

Los componentes del GREIM valoraron la posibilidad de ascender con la herida a Cabaña Verónica para pasar la noche con el resto del grupo, dado lo complicado del descenso, si bien, ante la sensación de angustia que presentaba la montañera y posibles cambios climatológicos en el lugar que dificultarían a un más el rescate, decidieron los agentes realizar el descenso con la accidentada trasladándola mediante arrastre en una camilla-trineo.

Los GREIM tuvieron que montar varias instalaciones con cuerdas para asegurar la camilla, teniendo que realizar el descenso extremando las medidas de seguridad por lo resbaladizo del terreno nevado y los pronunciados cortados.

Aproximadamente a las 5 de la madrugada los especialistas en montaña de la Guardia Civil llegaron al vehículo patrulla con la accidentada, evacuándola seguidamente hasta el Centro Médico de Potes para ser examinada por los facultativos.

El resto de los integrantes del grupo pasaron la noche en Cabaña Verónica.

Para más información pueden dirigirse a la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Cantabria al teléfono 942.32.14.00 ext. 2410.