Revilla dice que la nueva subestación eléctrica de Viesgo “revaloriza” el puerto de Santander

Colocada la primera piedra del nuevo equipamiento, que garantiza el suministro de energía a la zona portuaria y a la planta industrial de Coated Solutions

Enviar a un amigo
20-11-2018

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha señalado que la nueva subestación eléctrica de Viesgo en el puerto de Santander tendrá un efecto “importantísimo” y lo hará “más competitivo” frente a otras instalaciones portuarias.

“El puerto de Santander se revaloriza muchísimo”, ha dicho el presidente, quien ha resaltado que el equipamiento garantiza el suministro energético, tanto para los actuales equipamientos portuarios como para la planta proyectada por Coated Solutions, actualmente con 70 empleados directos en el puerto, pero que verá ahora facilitada la ampliación de sus instalaciones y la creación de 200 empleos.

El jefe del Ejecutivo ha intervenido con estas palabras en el arranque de los trabajos de construcción de la nueva instalación, en la que la empresa Viesgo invertirá 7,8 millones de euros para reforzar su red de distribución en Cantabria, de los que un millón son aportados por el propio Gobierno autonómico, a través de la Consejería de Industria. Las obras se prevén concluir en el segundo semestre de 2019.

Al acto también han asistido, entre otros, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín; el presidente del puerto, Jaime González; el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga; la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas.

Tras recordar el importante peso del puerto en el empleo y PIB regional, Revilla ha insistido en la necesidad de posibilitar otros crecimientos del puerto de Santander, como es el de su superficie, mediante el polígono de La Pasiega. Frente a las críticas de algunos sectores, ha resaltado el apoyo conjunto de los principales agentes implicados en el proyecto, como son la Autoridad Portuaria de Santander y los gobiernos de España y Cantabria. “Todos entendemos que es una instalación imprescindible” para posibilitar el crecimiento “hacia fuera” del puerto de Santander, ha señalado.

Por último, ha valorado el compromiso de la compañía Viesgo y de Miguel Antoñanzas con el desarrollo socioeconómico de Cantabria, mediante la inversión de nuevas infraestructuras para mejorar el servicio a los cántabros y dar respuesta al crecimiento de la demanda energética.

Crecimiento “sostenido” y energías innovadoras

Por su parte, Miguel Antoñanzas ha señalado que, con esta nueva infraestructura, Viesgo se prepara para el futuro, al dar respuesta al crecimiento de la demanda eléctrica prevista en esta zona. Viesgo usará las tecnologías “más innovadoras” del sector y garantizará la seguridad y flexibilidad del suministro eléctrico en el entorno portuario y en las zonas residenciales próximas, ha señalado Antoñanzas, quien considera al puerto como uno de los principales motores económicos de Cantabria, tanto por las empresas presentes como por la importancia para la región de los servicios portuarios y logísticos.

Ha resaltado también que esta inversión demuestra la “permanente apuesta” de la empresa por Cantabria, comunidad a la que está ligada desde su nacimiento, hace 112 años.

En esta etapa, Viesgo ha optado por mantener su parque de energías renovables y la red de distribución eléctrica, centrándose en los negocios regulados, que consideran fundamentales para la transición energética y la electrificación de la economía. Y es que, como ha destacado Antoñanzas, “la electricidad es primordial para la descarbonización de la economía, la reducción de la contaminación de nuestras ciudades y el aumento de la eficiencia energética en el transporte, la industria y los hogares”.

Ha recordado otras inversiones de la compañía, como la construcción del nuevo edificio del centro de control de operaciones en el Parque Científico Tecnológico de Santander.

Por su parte, para el presidente del puerto de Santander, la subestación es un “hito importante”, porque posibilita el crecimiento “sostenido” del entorno portuario. “Tenemos más inversión en energía” -ha dicho-, pero también ha incidido en la necesidad de incrementar la superficie del puerto, más líneas de atraque, maquinaria, tecnología y recursos humanos cualificados.

Según ha detallado González, la nueva subestación está ubicada en una superficie de 1.803 metros cuadrados del área 10 del Plan especial de ordenación del sistema general portuario de Santander. A esto se añade el subsuelo de 440 metros cuadrados para la línea subterránea. La concesión se otorga por un periodo de 45 años.

Por último, la alcaldesa de Santander ha informado que esta subestación en el puerto de Santander es la quinta con la que cuenta el municipio para asegurar el suministro eléctrico.

Subestación y línea eléctrica subterránea

Además de la nueva subestación, este proyecto, en el que trabajarán unas 100 personas durante la construcción, incluye la construcción de una línea eléctrica de 55 kilovoltios para su conexión con las subestaciones de Cacicedo y Nueva Montaña. Dicha línea tendrá una longitud aproximada de 4 kilómetros y será íntegramente subterránea para reducir el impacto visual.

Por su parte, la nueva subestación operará a una tensión de 55/12 kilovoltios (kV) y contará con cinco posiciones de 55 kV en tecnología híbrida, un transformador de 20 megavoltamperios (MVA) y trece celdas de media tensión en 12 kV. Viesgo realizará además trabajos en la subestación de Cacicedo para interconectarla con la nueva línea.

El proyecto, que cuenta con la colaboración de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio de Cantabria, está integrado en el Plan Trienal de Inversión de Viesgo Distribución 2018-2020. La compañía iniciará las obras de forma inmediata y la puesta en servicio de la instalación está prevista para la segunda mitad de 2019.

Con este proyecto, que utilizará las tecnologías más innovadoras en el sector, la eléctrica reitera su compromiso con el desarrollo socioeconómico de Cantabria a través de la inversión en infraestructuras para la mejora de la calidad de servicio y el crecimiento de la demanda energética. De este modo, la compañía sigue apostando por una gestión dinámica de sus redes para contribuir de forma sostenible a la transformación y modernización de la sociedad.