Sanidad espera agotar las 119.200 vacunas antigripales en la campaña que finaliza el 22-D

Se recomienda la vacunación a todas las personas de riesgo, entre las que se incluyen los diabéticos, enfermos crónicos, mayores de 60 años, mujeres embarazadas y profesionales de servicios públicos esenciales para la comunidad

Enviar a un amigo
29-10-2017

La Consejería de Sanidad ha iniciado la campaña de vacunación antigripal que se prolongará hasta el 22 de diciembre. La administración de las vacunas contra la gripe se realizará mediante cita previa en los respectivos centros de salud de Atención Primaria.

Para esta campaña se han adquirido 119.200 vacunas antigripales, con un presupuesto de 345.529,60 euros.

El objetivo de esta campaña se centra en prevenir las consecuencias del virus de la gripe entre la población más vulnerable al desarrollo de complicaciones. Por este motivo, la Dirección General de Salud Pública ha recordado que la vacunación sigue siendo la única medida preventiva de eficacia científicamente contrastada frente a la gripe. Por este motivo, se recomienda la vacunación a todas las personas incluidas entre los grupos de riesgo.

Grupos de riesgo
Al igual que en años anteriores, la vacuna antigripal está recomendada a partir de los 60 años y para quienes teniendo entre 6 meses y 59 años pertenezcan a alguno de los grupos de riesgo de graves complicaciones derivadas de la gripe, es decir aquellos que presenten enfermedades crónicas cardiovasculares (excluida hipertensión arterial aislada) o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística o asma.

También se recomienda la vacunación a niños mayores de 6 meses y adultos con enfermedades metabólicas (incluida diabetes mellitus), obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, enfermedades neurológicas y neuromusculares graves, inmunosupresión, cáncer, implante coclear o en espera del mismo, o trastornos y enfermedades que conlleven disfunción cognitiva (síndrome de Down, demencias, etc).

Se recomienda igualmente, por estar incluidos dentro de los grupos de riesgo de complicaciones, la vacunación antigripal de mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación y de niños y adolescentes que reciban tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico.

Se aconseja además la vacunación a aquellas personas que por su actividad puedan transmitir la gripe a quienes tienen un alto riesgo de presentar complicaciones como los trabajadores y estudiantes en prácticas en los centros sanitarios; personas que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos; personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores; y personas que conviven en el hogar, incluidos niños mayores de seis mees, con otras que pertenecen a alguno de los grupos de riesgo.

Otros grupos a los que se recomienda la vacunación son las personas que trabajan en servicios públicos esenciales para la comunidad, entre los que figuran protección civil, trabajadores de infraestructuras esenciales para la comunidad, personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias y trabajadores de instituciones penitenciarias y otros centros de internamiento por resolución judicial.