Santander despide el año del 75 aniversario del incendio

El Ayuntamiento publicará una memoria con todo el material que se ha ido recopilando de la mano de diferentes expertos, con los testimonios y con las actividades realizadas a lo largo del año

Enviar a un amigo
15-02-2017

Santander ha despedido esta tarde un año dedicado a recuperar la memoria del incendio que en febrero de 1941 arrasó el centro urbano y a poner en valor la valentía de los santanderinos y la capacidad de la ciudad para sobreponerse a la catástrofe y renacer de sus cenizas.


Una conferencia sobre los bomberos voluntarios ha puesto el cierre a los actos organizados por el 75 aniversario de la efeméride, un programa conmemorativo de “gran calidad”, según ha destacado la alcaldesa, Gema Igual, en su intervención en esta última sesión del ciclo de charlas organizado por el Ayuntamiento y la Agrupación Mil Velas.


Igual ha agradecido la implicación de todos aquellos colectivos y personas individuales que han colaborado para hacer posible este programa de actividades, que no termina hoy al cumplirse 76 años del incendio, sino que continúa con recursos que quedan para el futuro, entre ellos, la Ruta del Incendio, un recurso cultural y turístico para todos quienes visiten la ciudad.


En este sentido, ha anunciado también que el Ayuntamiento editará una publicación con todo el material que se ha ido recopilando de la mano de los diferentes expertos que han participado en las conferencias organizadas en este año, así como con los testimonios recogidos en este tiempo y con las actividades realizadas, a modo de memoria del 75 aniversario del incendio.


La alcaldesa ha resaltado que este año ha servido para conocer más en profundidad la historia de la ciudad y de este acontecimiento que marcó la transformación y el futuro de Santander, así como para difundirlo entre los santanderinos y fuera de la ciudad.


Además, ha permitido reconocer la valentía y el coraje de todos los vecinos, y rendir homenaje a todos aquellos que se volcaron con Santander en aquellos momentos, tanto los cuerpos de emergencias que acudieron en auxilio de los santanderinos, como los ciudadanos que contribuyeron con su solidaridad a que la ciudad se repusiera y siguiera adelante, ha agregado.


A lo largo de este año ha habido exposiciones, charlas, visitas guiadas, homenajes y otras muchas actividades entre las que destaca, también, el taller de la memoria, en el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS), que ha servido para recopilar los testimonios de algunos de los testigos que aún hoy siguen vivos.


Se cierra así un año en el que se ha recordado el gran incendio que arrasó la ciudad, pero no pudo acabar con su memoria, que hoy está, si cabe, más presente, ha concluido Igual.