Santander participa en el proyecto europeo M-Sec, junto a otros 11 socios de Europa y Japón

Se orienta a reforzar la seguridad de funcionamiento de las infraestructuras de las ciudades inteligentes, en línea con los nuevos estándares que establece la normativa europea

Enviar a un amigo
02-09-2018

El Ayuntamiento de Santander participa junto a otros 11 socios de Europa y Japón en un nuevo proyecto europeo denominado M-Sec que pretende facilitar la interacción entre los sistemas IoT, de procesamiento de datos y de almacenamiento en la nube para el desarrollo de nuevas aplicaciones del internet de las cosas (IoT).

El proyecto, que acaba de iniciarse y cuenta con un presupuesto global de 1,5 millones de euros, trata también de reforzar la seguridad de funcionamiento de las infraestructuras de las ciudades inteligentes, en línea con los nuevos estándares que establece la normativa europea.

Según ha destacado la alcaldesa, Gema Igual, se trata del tercer proyecto conjunto entre Europa y Japón en el que participa el Ayuntamiento santanderino, una fórmula de colaboración que ya se utilizó en los proyectos ClouT y Festival.

Y con éste son ya 24 los proyectos europeos de investigación en los que participa o ha participado Santander desde el año 2010, cuando echó a andar el proyecto SmartSantander que abrió el camino para el posterior desarrollo del modelo de ciudad inteligente.

Desde entonces, el Ayuntamiento de Santander ha colaborado con más de 200 socios diferentes en esos 24 proyectos, que han recibido más de 107 millones de euros de financiación de la Unión Europea.

“En estos ocho años la presencia de Santander en proyectos de investigación europeos ha sido continua”, ha resaltado la alcaldesa, quien ha asegurado que eso “da idea del prestigio” de la ciudad, no sólo en Europa, sino también en ciudades de todo el mundo que se siguen inspirando en el modelo de Santander para sus propios proyectos de smart city.

La apuesta de Santander por la innovación como uno de sus ejes de desarrollo se ha traducido también en un aumento sostenido del presupuesto destinado a este área municipal en los últimos años, que ha crecido alrededor de un 60 % desde 2010 hasta 2018.

Proyecto M-Sec

El proyecto europeo M-Sec aborda la convergencia entre los sistemas IoT (internet de las cosas) y el almacenamiento en la nube con el fin de resolver las limitaciones que existen en la actualidad y facilitar la interacción entre los distintos sistemas, para favorecer con ello el desarrollo, despliegue y operación de nuevas aplicaciones.

Los trabajos servirán para estudiar también mejoras de seguridad de funcionamiento de la infraestructura de las ciudades inteligentes, para reforzar aún más los sistemas actuales, en línea con los nuevos estándares que establece la normativa europea actual.

El consorcio cuenta con la implicación de doce socios: seis de ellos europeos (de España, Grecia, Francia e Irlanda) y otros seis de Japón.

Entre esos socios se incluyen dos ciudades, Santander y Fujisawa, que serán el campo de pruebas para ensayar un total de seis experiencias piloto (dos europeas, otras dos japonesas y dos más de cooperación entre ambas áreas geográficas).

El Ayuntamiento de Santander participará en los dos casos de uso europeos, uno de ellos centrado en hacer más robustas las comunicaciones y dispositivos IoT, y el otro en el área de salud para el envejecimiento activo y con independencia.

Por lo que respecta a las experiencias piloto conjuntas entre Europa y Japón, la primera versará sobre la creación de un mercado que permita a desarrolladores y emprendedores probar y evaluar sus proyectos o aplicaciones.

Y la segunda experiencia trata de fomentar la participación ciudadana en la ‘cocreación’ de nuevos servicios y aplicaciones que permitan mejorar la relación ciudadano-administración, mejorando la calidad de vida de los mismos.

El proyecto, que echó a andar en el mes de julio, tiene una duración de 36 meses y finalizará en junio de 2021.