Santander Sí Puede responsabiliza al PP del lamentable estado de Los Campos de Sport del Sardinero

Mantecón señala que la oposición ya advirtió del estado de “casi ruina” del estadio en septiembre de 2016 y acusa al PP de “poner en peligro” la integridad física de los espectadores con su pasividad.

Enviar a un amigo
09-01-2019

La trascendencia pública de los datos de un informe del arquitecto municipal del ayuntamiento de Santander, Ramiro Amorrortu, acerca del avanzado estado de deterioro del estadio municipal de Los Campos de Sport del Sardinero ha suscitado las críticas de la oposición municipal al equipo de gobierno, dirigido por la alcaldesa Gema Igual, y al concejal de deportes Juan Domínguez. Criticas que vendrían “amparadas” por las advertencias que a lo largo de esta legislatura han hecho los diferentes grupos de la oposición sobre la necesidad de acometer actuaciones de mejora en el estadio de forma inmediata, así como de cerrar el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y el Real Racing Club para el uso de las instalaciones.


El informe no deja lugar a dudas al referirse al estado de conservación del estado como “pésimo”, incidiendo en algunos aspectos como que “los equipos de bombeo se encuentran oxidados y obsoletos; las salas de instalación presentan signos de un prolongado abandono; las puertas metálicas exteriores están oxidadas y sin decapar ni pintar, etc.” y al recomendar “actuaciones” que posiblemente conlleven un elevado coste económico.


En este sentido, el concejal de Santander Si Puede en el ayuntamiento, Antonio Mantecón, se ha referido a la información aparecida del citado informe como “absolutamente demoledora” y asegura que el mismo no hace sino reflejar “el alto grado de irresponsabilidad con el que suele actuar este equipo de gobierno y la alcaldesa Gema Igual.”


El edil acusa al PP de “no importarle en absoluto” la seguridad, ni la integridad física de quienes acuden con regularidad al estadio, De hecho, asegura que el PP “ha puesto en grave riesgo” dicha integridad física de los espectadores, ya que según su opinión ha sido la “falta de iniciativa del gobierno municipal” la que ha propiciado que se llegue a esta situación. Y señala en especial al concejal de deportes Juan Domínguez, a quien Mantecón no duda en calificar como,” convidado de piedra” y de quien dice, ha sido “incapaz de aportar solución alguna a una situación alarmante”.


Mantecón ha recordado que ya en septiembre de 2016, a propuesta de la oposición, se debatió en el pleno municipal una moción que pedía una “actuación integral de mejora de las instalaciones de los Campos de Sport del Sardinero” por parte del ayuntamiento, ante lo que “Santander Sí Puede consideraba una situación de claro riesgo para los asistentes a los campos.” Moción que decayó con los votos en contra del PP y los entonces concejales de Cs.


Desde entonces solo se han acometido actuaciones parciales que en palabras del concejal de Santander Sí Puede “apenas han supuesto mejoras significativas en el aspecto y la seguridad de la instalación.”. Entre ellas cabe citar la licitación de las obras de mejora del entorno del estadio, una obra que aun “siendo necesaria”, Mantecón califica de “excesiva”, ya que, según el edil, “incluye actuaciones en zonas que no lo precisan, incrementando el coste de la obra y detrayendo recursos que se deberían invertir en mejorar el estadio.”
El concejal de Santander Sí Puede encuentra “incomprensible” el hecho de que hayan tenido que pasar dos años y medio para que se encargue un informe técnico que, según sus manifestaciones, dice “exactamente lo mismo que otros decíamos ya en 2016 y para lo que no precisábamos de informe alguno, bastaba con acudir al campo.”


Mantecón señala que el estado de la instalación es incluso “peor” que el que se puede deducir de lo que ha trascendido del informe del arquitecto municipal, “quienes acudimos con regularidad al estadio somos plenamente conscientes de estos hechos y del riesgo que la situación suponen para los espectadores, focos que no funcionan, algunos medio descolgados de sus puntos de sujeción, instalaciones eléctricas al aire libre, zonas del estadio con el hormigón desprendido en las que incluso se ve el forjado, oxidación del mismo (razón esta por la que el informe recomienda la realización de catas), asientos destrozados, defectos en la cubierta del estadio, proliferación de goteras,….Por no hablar del mal estado de los sanitarios y las dependencias del estadio en general. Algo impropio de una ciudad como Santander”


Para Mantecón el problema “quizás sea que estos defectos no sean percibidos desde el palco de autoridades, única zona del estadio que visitan tanto la alcaldesa como el concejal de deportes.” Por ello anima a ambos a que, “independientemente de lo que dice el informe, se den un paseo por la instalación, tomen conciencia de la gravedad del asunto, dejen de marear la perdiz y busquen soluciones. Antes de que ocurra una desgracia, de la que solo el equipo de gobierno del PP será el responsable” ha sentenciado.