Trabajadores Unidos solicita a Función Pública revisar las "comisiones de servicio"

Las "comisiones de servicio" constituyen una fórmula a la que se acogen cientos de funcionarios de las administraciones públicas para la movilidad y promoción de sus carreras profesionales.

Enviar a un amigo
09-11-2018
Son puestos que ofertan las administraciones de manera temporal a sus empleados para cubrir necesidades urgentes de personal. La antigüedad es el criterio que suma más puntos para conseguir una de ellas.

Para muchos trabajadores puede suponer un paso hacia la promoción profesional a medio o largo plazo, una mejora en la conciliación de la vida familiar y laboral o, simplemente la posibilidad de un cambio en su entorno profesional. Una comisión de servicio permite al empleado moverse de forma horizontal (por ejemplo para conciliar) o vertical (por ejemplo para ascender).

Durante muchos años los sucesivos gobiernos las fueron adjudicando de forma más o menos opaca (sin publicaciones ni baremaciones), hasta que se firmó un acuerdo regulador por el que estos puestos se ofertaban de manera pública y se puntuaban conforme a unos criterios conocidos.

En este punto hay que añadir que el sindicato TÚ no firmó este acuerdo ya que, aunque suponía un avance en la transparencia con respecto al estado anterior de cosas, permitía la continuidad de cientos de situaciones heredadas que, desde nuestro criterio, no se atenían a la legalidad. De hecho, hasta la firma de este acuerdo, el ejecutivo estuvo muy cerca de ser denunciado ante los tribunales por cientos de comisiones "dudosas".

Dos años después de regular, lo que denunciamos desde Trabajadores Unidos son las múltiples deficiencias en la aplicación de este procedimiento, por las que recibimos numerosas quejas de funcionarios afectados. Existen varios supuestos que no están contemplados, lo que abre la puerta a que la administración adjudique según mejor le parece. Parece que el texto fue redactado con mucha prisa y de forma ambigüa, lo que está dando lugar a situaciones "inexplicables" que, entendemos generan indefensión e incluso discriminación.

Por poner un ejemplo, nos encontramos con que una persona que acaba de ingresar en la Administración puede solicitar una comisión (y ascender automáticamente), cuando a otro trabajador que lleva años dentro de la administración ni siquiera le van a puntuar su solicitud porque no lleva dos años en un puesto definitivo tras su participación en un concurso.

Situaciones un tanto surrealistas e injustas que entendemos se deben, a la "falta de planificación y a la improvisación" que observamos en la gestión de la función pública a lo largo de toda la legislatura.

No debemos olvidar que este tipo de situaciones afectan a cientos de funcionarios en Cantabria, que han visto en las "comisiones de servicio" una posibilidad de mejorar su situación profesional e incluso personal.

Una vez que ya se están viendo los importantes fallos del procedimiento, reclamamos a Función Pública que se siente en la mesa correspondiente para analizar y subsanar el texto (a ser posible antes de las elecciones), evitando así situaciones que complican la vida de muchos empleados públicos.