Urdangarín podría entrar en prisión de manera inminente

Este mes de enero Urdangarín cumplió 50 años y está a la espera de la sentencia del Supremo a su recurso. El marido de la infanta Cristina tiene tal vez poco que celebrar ya que hasta el momento su futuro pende de un hilo.

Enviar a un amigo
28-01-2018

Según informa el diario 'El Mundo' este domingo, la Fiscalía del Tribunal Supremo se opone al recurso presentado por Iñaki Urdangarin y exige de nuevo que sea condenado a 10 años de prisión. "El Ministerio Público arguye en su nuevo escrito que el ex duque de Palma utilizó su «superioridad por vínculos matrimoniales» para obtener un «beneficio económico ilegítimo» y reitera que debe ser elevada considerablemente la pena de seis años y tres meses que le impuso la Audiencia de Palma por los delitos de malversación, fraude, tráfico de influencias, prevaricación y dos delitos contra la Hacienda pública", dice el rotativo.

Este mes de enero Urdangarín cumplió 50 años y está a la espera de la sentencia del Supremo a su recurso. El marido de la infanta Cristina tiene tal vez poco que celebrar ya que hasta el momento su futuro pende de un hilo.

El ex duque de Palma continúa esperando la respuesta a su recurso, que determine si va a prisión o no por su implicación en el caso Nóos. En dicha condena, el ex jugador de balonmano fue sentenciado a 6 años y 3 meses de cárcel y está a la espera de saber si se rebaja su condena. Sigue en libertad porque no se pidieron medidas cautelares contra el cuñado del Rey Felipe VI.
 
A finales de noviembre del pasado año, Urdangarín volvía a recurrir su condena en el caso 'Nóos' con un insólito argumento: "No se puede demandar al olmo por no dar peras". Así, echando mano del refranero popular, Urdangarín pretende que el Tribunal Supremo le absuelva. Asegura que sólo fue un "mediador sin conocimientos en Derecho Administrativo". "No se puede demandar al olmo por no dar peras", argumenta la defensa.

Urdangarín fue condenado a 6 años y 3 meses de prisión por prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, tráfico de influencias y 2 delitos fiscales.