Zuloaga participa en un acto en recuerdo a las víctimas de los accidentes de tráfico

Pablo Zuloaga asegura que “todos tenemos que asumir la responsabilidad de nuestros hábitos al volante” y que desde el Gobierno y la DGT se impulsan nuevamente campañas de concienciación social “absolutamente necesarias”

Enviar a un amigo
19-11-2018

 El delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, y el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, han participado este lunes en el acto convocado ante la Delegación del Gobierno para conmemorar el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.

El acto ha consistido en la lectura de un manifiesto, a cargo de Rodolfo Castillo, presidente de APEMEV, en el que se ha destacado que cada año los accidentes de tráfico causan la muerte de aproximadamente 1.250.000 personas en todo el mundo, lo que equivale a una persona cada 25 segundos.

Tras la lectura del manifiesto, los asistentes, entre los que se encontraban asociaciones y colectivos que trabajan con víctimas de accidentes de tráfico, Policía Nacional, Guardia Civil, policías locales, representantes del 112 y del personal sanitario del 061,  han guardado un minuto de silencio recordando a las personas fallecidas en accidentes de tráfico, los concejales de Seguridad Ciudadana de Santander y Torrelavega, responsables de carreteras estatales y autonómicas, la Asociación de Autoescuelas de Cantabria y el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo, han guardado un minuto de silencio.

El delegado del Gobierno ha afirmado que “todos tenemos que asumir en primera persona la responsabilidad de nuestro hábitos al volante” y. reconocer que  “somos vulnerables”  a los accidentes de tráfico, lo que “genera graves perjuicios para la sociedad”.

En esta línea, ha señalado que “no podemos relajarnos un minuto” y que “dejar de atender esa llamada al móvil o ese mensaje que nos llega por whatsapp puede salvar la vida de mucha gente”, algo de lo que “tenemos que tomar conciencia en primera persona”.

Pablo Zuloaga también ha destacado que la Dirección General de Tráfico y el Gobierno de España impulsan nuevamente campañas de concienciación social que son “absolutamente necesarias” para corregir una tendencia que empezaba a preocupar a toda España. Así, ha declarado que “tenemos que reducir nuestra siniestralidad, los graves accidentes, los graves daños a las personas, el número de muertes que tenemos en las carreteras… Para eso tenemos que ser partícipes todos, En primer lugar, las instituciones, y a partir de ahí todos y cada uno de nosotros teniendo conductas responsables”.

Zuloaga también ha recordado que hace dos semanas se celebró el Consejo Autonómico de Seguridad Ciudadana, en el que se dio constancia de que Cantabria cuenta aún con un número “alto” de positivos en alcohol y en consumo de drogas al volante, algo que “depende de todos y cada uno de nosotros. Corregir nuestras actitudes va a ayudar a salvar vidas”.  El delegado del Gobierno también ha apuntado que  la labor de la Guardia Civil es “inestimable” para corregir estas tendencias, pero que “la primera medida pasaría por cada uno de nosotros y de nosotras”.

Siniestralidad

Por su parte, el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, ha explicado que los principales motivos de la siniestralidad en Cantabria, al igual que en España, son las distracciones al volante. En este sentido ha señalado que la tendencia está variando. Si antes eran el alcohol y la velocidad las principales causas de los accidentes, desde hace un par de años la distracción aparece como primer motivo de los accidentes mortales. Igualmente, Tolosa ha señalado que  detrás de la distracción, “lamentablemente está el tema de los móviles y el whatsapp, que es uno de nuestros grandes caballos de batalla”.

Sobre la siniestralidad en Cantabria, Tolosa ha asegurado que “estamos un pelín por debajo” de la media de siniestralidad y que hasta el año 2012-13 estábamos en una línea descendente de siniestralidad, pero que desde entonces llevamos 4 años en los que, “no es un gran pico el que suba, pero efectivamente sí que está aumentando la siniestralidad”.

En España, durante el año 2017 se notificaron 102.233 accidentes con víctimas, con 1830 fallecidos en el momento del accidente o hasta 30 días después del mismo. Por otro lado, 9.546 personas fueron ingresadas en un centro hospitalario y 129.616 heridos no requirieron de hospitalización, según fuentes policiales.

Así mismo, en Cantabria se cerró 2017 con 714 accidentes con víctimas notificados, con un total de 22 fallecidos en el momento del accidente o hasta 30 días después (20 en lo que llevamos de 2018). En cuanto a los heridos, 68 personas fueron ingresadas en un centro hospitalario y 949 no requirieron hospitalización.