Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

SIN VIOLENCIA NO HABRIA HABIDO HUELGA

Por IÑAKI ANASAGASTI

Enviar a un amigo

O lo hubiera sido en lugares muy ideologizados, fanatizados más bien. Pero el ir o no a la huelga no es una decisión libre. Está supeditada al miedo. Contaba un pequeño comerciante que le habían amenazado diciendo que o cerraba o le rompían los cristales. Lógicamente entre perder un día de trabajo e ingresos o pagar las lunas, decidió cerrar. Y eso que Iker Casanova presentó una iniciativa en el Parlamento Vasco preocupadísimo por el pequeño comercio. Me imagino que la Asociación de comerciantes tomarán buena nota de este doble lenguaje, porque si alguien sale perjudicado de este tipo de huelgas salvajes son los pequeños comerciantes, los autónomos. Las grandes superficies no se han visto afectadas. El pequeño comercio sí.

Diríamos que la huelga ha fracasado. No ha sido general. No ha llegado ni a sargento. Un 10% menos que en 2013, en momentos duros y en crisis. Pero no lo reconocerán. Su declaración de guerra ha fracasado. Afortunadamente pero como ha dicho un entrevista por ETB al mediodía esta huelga sin violencia y no logran ni el uno por ciento. Lógicamente si te ponen un árbol en las vías, si te manchan tus propiedades, si quince tipos se te ponen delante de tu comercio, si se sientan en el suelo para bloquear la entrada de Bilbao, lógicamente eso tiene consecuencias. La gente no quiere ser violentada. Normal. Lo que no es normal es reivindicar nada con violencia. Y ellos la usan.

He salido temprano hoy a la mañana por el barrio. Lo único cerrado era el Centro Cívico dependiente del Ayuntamiento, un lugar regidos por funcionarios que ganan el doble de lo que piden los sindicatos. Y me imagino que por ellos hubieran ido a trabajar, pero ahí están ELA y LAB intimidando, gentes, que algunos vienen de la época anterior, no todos pero están impregnados por ese simplismo, en la que se apoyaba la violencia en este país. No todos. Pero todavía hay un sector de la población vasca que se siente entumecida porque creía que la acción era esa y no el diálogo y la negociación. Más tarde, los piquetes han cerrado el Eroski, la frutería y los comercios. Se han ido y rápidamente han vuelto a abrir.

En la Plaza del Funicular estaba la pintura de la foto, recién hecha. En su literalidad tienen razón, aunque no toda la razón. Las huelgas han hecho avanzar al país en sus derechos. Mi aita en la República fue uno de los militantes de aquella Soli y creador de la sección de empleados, un sindicato con valores en defensa de los trabajadores, no un sindicato político de contrapoder del gobierno vasco porque para repartir riqueza hay que crearla, y con esta gente y este modelo nicaragüense, todos con alpargatas.

Organizar una huelga hace seis meses sin contar con lo que iba a pasar con el gobierno español y sin contar con una economía vasca mejorada y abordándose presupuestariamente muchas de estas cuestiones solo significa que aquí, fundamentalmente, hay odio ideológico.

A esa pintada se le oponen dos cosas. Una, que la acción de la política, de la democracia, de una democracia social va defendiendo a los trabajadores y armonizando intereses. El miércoles se rebelaron los trabajadores del campo, de esa España vacía contra la subida a 950 del salario mínimo, porque siempre repercute en los mismos siendo como es una decisión europea. ¡Pues claro que lo mejor es un salario mínimo de 1.200!. Pero ¿Cómo se logra eso sin desequilibrar toda la economía?. Pues fundamentalmente con la acción de la política, del gradualismo, de la negociación, de la cooperación, de la sensibilización social de que esas desigualdades no pueden continuar, o ,si no que los sindicatos se presenten a las elecciones.

Y, en segundo lugar. Esa era una pared recientemente remozada. Hoy está pintada. O la dejan así o la limpian. Limpiarla significa que empleados municipales han de quitar esa pintada y eso cuesta un dinero que ni ELA ni LAB van a pagar, es decir, la arbitrariedad y el nulo sentido cívico de quien hizo esa machada. Es la mentalidad totalitaria que les caracteriza. No estamos en dictadura para tener que manchar mobiliario cívico que han de limpiar otros.

Pasamos luego por el Mercado de la Ribera. Todo cerrado. Habían pasado por allí los piquetes. Algunos de ellos tomando su caldito y su tortilla en el bar de enfrente. Seguramente funcionarios donde ELA y LAB tienen audiencias cautivas. El desastre es que con esta gente un país se arruina. Pero a ellos eso no les importa. Ellos solo tienen derechos, aunque ninguna razón.

Euzkadi ha bajado su paro a menos del 10% y encima crece. La economía está saneada. Es imprescindible subir los salarios y las prestaciones. El PNV con Montoro logró subir las pensiones. Los únicos que hemos logrado algo. Y lucharemos en el Pacto de Toledo para que las pensiones no sean una burla. Y nos preocupamos de los que tienen menos y de las viudas. Y somos un partido con un compromiso con la sociedad para, entre otras cosas de la agenda vasca, lograr ésto. Y nadie entiende ni a esta ELA ni a esta LAB en clave revolucionaria, de absoluta confrontación, de tierra quemada y con modelo puesto en Cuba, Nicaragua y Venezuela donde la gente simplemente sobrevive.

Rafa Aguirre fue Burukide del BBB. Coincidimos en él. Me dice esto:

“Esta es una huelga lanzada por profesionales del sindicalismo. Repito: PROFESIONALES del sindicalismo. ELA es un sindicato-empresa y a sus trabajadores, repito TRABAJADORES, les llama Liberados. El lenguaje es muy importante en esta dialéctica. Que no nos engañen. Son comunistas, marxistas-leninistas enrabietados, mediocres y envidiosos de todo progreso que quieren anular la inteligencia e iniciativa de cualquier persona, directores, que no dirigentes, de un uniformismo que anula voluntades. Eso es la ELA de hoy y eso es LAB. ¡Fuera máscaras!.

Rafa conoce en mundo de la empresa y el mundo del trabajo. Su grito es el grito de miles de ciudadanos hartos que piensan que esto es un mal menor. Yo creo que no. Lo de ELA se ha convertido en un problema de relación normal en Euzkadi".

Ya sabemos que el máximo problema que existe en la sociedad de hoy es la desigualdad. La cuestión es saber si con este tipo de huelgas generales violentas se va a resolver algo o si se requiere la concertación de todos los agentes para ir venciendo esas resistencias. Creo este es el camino y no el que nos proponen ELA y LAB ,que como algunos de ellos son el brazo ejecutor de Sortu y algunos de estos vienen de donde vienen y siguen añorando la violencia, si alguien cree que este es el camino, tiene un problema serio de convivencia y de inteligencia”.

Otros artículos: