Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

ESTOY TOTALMENTE CONTRA LA DELACION

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo
 
 

Estoy totalmente en contra de la delación. Así de sencillo. Es más, estoy contra cualquier tipo de ideología totalitaria. Contra el fascismo, el nazismo, el comunismo y todos los “ismos” donde el Estado se haga omnipresente en todos y cada uno de los aspectos de la vida de la gente, sin dejar abierto ningún medio o canal para que puedan escucharse voces disidentes. 


La ideología de estos totalitarISMOS todo lo penetra: el trabajo, la escuela, la juventud, el ocio, el deportes, el arte, los medios de comunicación, fácebook, WhatsApp o cualesquiera otra red social.


La democracia y el voto, para todos esos “ISMOS”, se consideran métodos o derechos inútiles para llevar adelante un pueblo, una comunidad autónoma y un país, un continente o lo que sea, ya que, obviamente, para ellos, solo debe existir un partido político único, EL DE ELLOS.


Yo tenía quince años cuando llegó la DEMOCRACIA, por tanto, desde que fui mayor de edad, a los 18, he disfrutado de “un hombre, un voto”, donde cada voto cuenta lo mismo, sea quien sea quien ejerza su derecho, Independiente de su condición personal o social. Creo PROFUNDAMENTE, hasta los tuétanos, en la democracia y en la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, así con mayúsculas. Por ello disfruto tanto cuando escucho las diferentes expresiones de la gente y puedo, a la vez, como ahora, ejercer MI LIBERTAD DE EXPRESIÓN.


Recientemente en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Laredo, lo escrito se lee y ahí está el acta que lo atestigua, manifesté mi postura crítica contra cualquier tipo de incentivación a la delación, manifestando mi postura contra la delación misma.


Los ciudadanos no tenemos que delatarnos; sencillamente tenemos que cumplir la ley y las normas derivada de ella. Si existe algún problema derivado de su incumplimiento, que sean los órganos democráticos encargados quienes apliquen la norma general, para todos igual y  emanada de la Ley. 


Así de sencillo o de complicado es como yo lo veo. Por ello pienso que el ESTADO o cualquier PODER PÚBLICO no debe convertir en delatores a los ciudadanos. Ni dar pie a ello. Sencillamente debe establecer la forma y el modo de que todos cumplamos con la ley de forma ordenada y con los instrumentos y medios legales que goza el ESTADO DE DERECHO, no con el odio, el resentimiento o la delación. Y Laredo debe ser ejemplo de ello.


Ramón Arenas es concejal y portavoz de Unidos x Laredo.

Otros artículos: