Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

TENEMOS UN PROBLEMA CON LA OPOSICION

Por IÑAKI ANASAGASTI

Enviar a un amigo

La tenemos superideologizada con los esquemas de la revolución pendiente.

Esa crítica acerba no es propia de una oposición seria y es ese el problema que tenemos.

Pasa con los presupuestos.

Es la verdad de Perogrullo.Si se quiere algo,se pone los medios para conseguirlo.Si no se quiere,se inventan excusas,se pide lo imposible,se habla de rodillo,y se echa la culpa a la cacatúa del zoo.El caso es seguir una estrategia.Y la de Bildu es clara.Se creen la alternativa y hacen lo posible y lo imposible para no pactar absolutamente nada con un gobierno que adversan porque ellos no están,y,hay que decirlo,están como locos,pero como locos por entrar,ganar credibilidad y ser considerados unos más en el mercado electoral,sin la mochila de su odioso pasado.

Lo malo es que esa estrategia que puede ser vistosa y les da espacio en unos medios predispuestos a amplificar cualquier argumento peregrino de esta Izquierda Independentista,comenzando por ELA les va a pasar factura.Si tu no quieres que te hagan a ti una cosa,no se la hagas a los demás.En política hay memoria.

Pero vayamos a lo concreto y expliquemos las razones por las que Bildu dirá NO a unos presupuestos sociales y ajustados al momento de crisis que vivimos.

En la negociación con el Gobierno Vasco EH Bildu asume que trasciende con claridad el marco presupuestario anual y se sitúa en un contexto de medio o largo plazo incorporando, literalmente, “un nuevo enfoque a las políticas públicas”.Muy bien.Pero para eso hay que ganar las elecciones y gobernar.No asumen pues su posición relativa ni que la política es el arte de lo posible.Nunca han dicho que SI a nada.

Obviamente, para el Gobierno Vasco que en esta legislatura cuenta con la confianza de la ciudadanía vasca que le ha otorgado holgada mayoría para sacar adelante sus cuentas, se trata de un modelo de iniciar una negociación presupuestaria de imposible aceptación.

Punto de partida excesivamente politizado y pretencioso.
  • El proyecto presupuestario presentado por el Gobierno Vasco hace un esfuerzo importante en el sistema sanitario y educativo, pero los Servicios Sociales corresponden a los ayuntamientos y entidades forales, competentes en esa materia.
  • El presupuesto vasco y realiza un importante esfuerzo en materia de empleo y, particularmente, en el empleo juvenil, pero establecer un “fondo de rescate” de 200 M€ con cargo a remanentes de tesorería es algo que resulta imposible de abordar.
  • El Gobierno ya contempla un fondo Covid con 542M/€.
  • Bildu vuelve a incluir cuestiones ajenas al ámbito competencial del Gobierno Vasco, como ya sucedió en 2019, como las pensiones y la fiscalidad. No es positivo en estos momentos volver a recorrer un camino que ya anduvimos hace dos años y que no fue una buena experiencia para la sociedad vasca. No es momento de circos políticos.
  • FONDOS EUROPEOS: Respecto a los fondos europeos EH-Bildu hace caso omiso de los reiterados pronunciamientos del Parlamento Vasco, buscando jugar un papel que no le corresponde institucionalmente. Muestra un completo desconocimiento del mecanismo planteado para la gestión de los fondos europeos, ya que el proyecto presupuestario incorpora un modelo gestor de suficiente transparencia, garantía y flexibilidad informativa para que el aprovechamiento y maximización de los fondos tenga su seguimiento y control parlamentario riguroso, correspondiendo a las administraciones públicas vascas la gestión completa de su planificación, así como la gestión relacional y económica con el Estado.
  • EH Bildu muestra serias dificultades para distinguir lo que es labor de gobierno y labor de oposición. EH Bildu confunde planos.
  • FISCALIDAD plantean abordar una profunda reforma fiscal y, mientras se lleve a cabo dicha reforma, la entrada en vigor inmediata de la tasa extraordinaria COVID-19, sin perjuicio de la posibilidad de aumentar el volumen de deuda. Gestión poco rigurosa, ya que la deuda hay que devolverla y pagarla. No es gratis. Además, una vez más desoye al Parlamento Vasco, ya que la tasa Covid fue rechazada.

Lo malo de esta situación es que esta explicación que estoy dando es muy difícil que llegue al ciudadano.Estamos en la política de la brocha gorda y la gente se queda con impresiones por eso es bueno explicar que Bildu nunca ha querido pactar unos presupuestos como ha hecho en Madrid.Y eso hay que repetirlo y repetirlo con estos argumentos tan claros.

Otros artículos: