Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

NI MEDIO NORMAL

Por ESTHER RUIZ

Enviar a un amigo

Vamos a ver cómo empiezo y cómo termino esta columna porque lo que pasa últimamente, como diría nuestro vicepresidente, “no es normal” o como diría yo “ni medio normal”.

Un ministro de sanidad que deja el ministerio en plena crisis sanitaria y pasa de salvar vidas, habiendo disfrutado del cargo eso sí, a salvar unas elecciones.

Un vicepresidente del Gobierno de España que dice que en España “no hay plena democracia” porque no hay normalidad política ni democrática.

Un político preso, que no un preso político, líder de un partido que gobierna en Cataluña y que ahora está libre para hacer campaña.

Un político huido de la justicia, que no exiliado, líder del otro partido que gobierna en Cataluña.

Un ministro de consumo que dice que la mascarilla que lleva él y todos sus compañeros de bancada, es decir la FFP2, no protegen mejor contra el coronavirus porque “no hay una fuente científica suficientemente rigurosa que lo acredite”, claro que si nos vamos un año atrás las mascarillas no era necesarias...

Una ministra de igualdad que se le llena la boca de conciliación y se lleva a una amiga de niñera a cargo de todos nosotros, así “sí se puede”.

Unos que se dicen antifascistas y que atacan con piedras a los que ellos denominan fascistas por pensar diferente, con el silencio cómplice de los que expiden los “carnés de demócratas”.

Una oposición que con toda la que hay liada, está más preocupada por unos papeles, que más bien parece que le están haciendo perder los suyos.

Y luego está lo de Simón, que sin ver el final de la tercera ola, ya nos anuncia una cuarta, eso sí “prevé que sea menor”, yo no digo nada, pero si echamos un vistazo al histórico de sus declaraciones es como para echarse a temblar.

Y lo de los jóvenes, esos que son una fuente de contagios por ser unos descerebrados que se van de fiesta pero que siguen en las universidades haciendo exámenes presenciales. Parece que un año no ha sido suficiente para encontrar alternativas y eso que tenemos un ministro de universidades.

Y los “okupas” que ahora pueden entrar en tu casa amablemente, es decir, sin violencia ni intimidación, y no los puedes echar. Eso sí, si la heredas en casi cualquier parte de España, es posible que la pierdas porque no puedas pagar el impuesto.

Y siguiendo con las cosas anormales, las que están sufriendo tantos autónomos obligados a cerrar sus negocios por las medidas restrictivas y teniendo que soportar una subida de la cuota por parte de quien le impide ejercer su actividad.

Y por si todo esto no fuera suficiente... lo próximo es que los insultos a la Corona, el enaltecimiento del terrorismo o la humillación a las víctimas, estarán al margen del castigo penal si se hacen como manifestaciones artísticas o culturales.

En fin, como verán... ¡Todo muy normal!

Otros artículos: