Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

CARTA ABIERTA A CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO

Por Ramón Arenas San Martín

Enviar a un amigo

CARTA ABIERTA A CAYETANA ÁLVAREZ DE TOLEDO (Ramón Arenas)

 

Estimada Cayetana.

Acabo de enterarme  por la  prensa de que el PP te ha incoado un expediente disciplinario. 

Vaya por delante mi respeto a ese gran partido que juega un papel esencial en la política española y acoge a tanta gente de buena fe, lo cual no me impide ser crítico  con la actuación concreta de alguna de las personas que lo integran y concretamente con el expediente disciplinario que te han incoado.

Distingo, Cayetana, entre lo que es y lo que significa el Partido Popular (asumiendo  los intereses generales de los españoles) y los “derrapes”, en algunos casos grandes patinazos, de quienes en algún momento tienen la responsabilidad de gobernarlo a través de sus órganos directivos libremente elegidos.

Al haber pasado yo por el mismo “trance disciplinario”, he prestado, si cabe, una mayor atención a la noticia, leyendo íntegramente tantola carta que te ha remitido Guillermo Mariscal (pulsar encima) , como la brillante contestación a través de tus cuatro consideraciones que has publicado en tu blog (pulsar encima) y que finalizas con “toda cordialidad”, no con “un abrazo”.

Me ha sorprendido que en la carta se reconozca que el Partido Popular pone por escrito o “manda por escrito” lo que deben votar sus diputados, en contraposición  a lo que yo viví en mi larga experiencia de 10 años como secretario general del P.P.  de Laredo, y con lo que establece el art. 79.3 de la Constitución, como tu has expuesto a la perfección en tu segunda consideración

En aquella época que ejercí de Secretario General del P.P., las propuestas que formulábamos desde el partido y que se iban a tratar y votar en el pleno municipal,  las llevábamos previamente al seno del Comité Local, integrado también por los concejales y era allí era donde se debatían las diferentes posiciones o visiones, para, posteriormente, acordar lo que votarían en el pleno  los concejales que representaban al P.P. de Laredo

Por tanto, es lógico, como tu apuntas,  que desde los órganos de gobierno del partido, de forma previa a la votación, se argumenten las razones del voto propuesto a los diferentes diputados, a la vez que es lógico que se les otorgue  el tiempo necesario y la posibilidad de que cada diputado manifieste su criterio y posicionamiento a la hora de ejercer su voto; llegando incluso, mediante un correcto razonamiento y argumentación, a cambiar el signo del voto inicialmente propuesto por los órganos dirigentes del partido, convenciendo y no imponiendo, como tu apuntas en tu contestación a la “amable carta”.

Por otro lado, desconozco si este “mecanismo impositivo” de poner por escrito lo que deben votar los diputados es el mismo para el resto de partidos políticos que conforman el arco parlamentario, pero sólo pensarlo, me horroriza.

Leyendo   la carta que  Guillermo Mariscal te ha remitido,  donde te informa de la apertura del expediente disciplinario por falta grave, se puede pensar que en realidad se trata de castigar, ni más ni menos, que el libre ejercicio de tus profundas convicciones a la hora de votar libremente en la elección de los magistrados del Constitucional. 

Y sí, claro que sí, esa votación era muy importante y trascendente, tanto como para apelar al voto de conciencia.

No entiendo cómo el hacer uso de tu libertad de conciencia, se ha trastocado, cambiado y metamorfoseado en un acto reprobable, vituperable y sancionable.

Ni tampoco que se te abra expediente, simplemente por no alejarte del esencial ejercicio de tuslibres convicciones y, además, manifestarlas o darlas a conocer, mediante la información de lo que has votado. Porque no es el voto lo importante, sino lo que significa. Como no es la cuchara lo sustancial, sino el propio alimento.

Por ello, Cayetana, habrá gente y afiliados al P.P. que duden y se planteen cuál es la verdadera razón para  incoarte el expediente disciplinario: ¿Haber votado en contra de lo que te imponía el órgano del P.P. o haber hecho público tu voto?

Bien podrías haber votado y callado,  no informando públicamente de tu voto. Pero, por el contrario, has hecho dos cosas, votar en conciencia y manifestar el contenido de tu voto, lo que viene a ser “Cayetana en su esencia más pura” a la hora de ejercer  tanto la libertad de conciencia, como de expresión. 

Pienso, Cayetana que votando en blanco no has contrariado el sentido del voto que tu partido defendía, pues, al fin y al cabo, no te has opuesto a él, sencillamente has votado en blanco. Otra cosa es que te hubieras opuesto a él votando en su contra

Y si vamos a lo formal, a las formas de expresión utilizadas en la carta del Sr. Mariscal,  me llama la atención la lejanía y solemnidad con la que se inicia la carta, “Excelentísima Sra….” y, por el contrario, la expresión que se utiliza en la despedida, con “Un abrazo”, expresión muy cercana y fraternal, pues es la que normalmente utilizamos para despedimos de nuestros familiares, amigos y allegados. 

Me suena a un “abrazo curioso”, máxime cuando quien se despide con él, te está informando de la intención de los dirigentes del P.P. de expulsarte del partido, vía expediente disciplinario, como si fuera “la crónica de una muerte anunciada”

Sencillamente, Cayetana, parece que molestas a los que mandan, no a los afiliados del PP, que te admiran y aprecian. Y esa “molesta molestia”  te pronostica que el fin del expediente vendrá acompañado de  “la propuesta de sanción”.                             

No tengo que mandarte ánimo para que no te amilanes, pues estoy seguro que no te amilanarás, como yo no lo hice cuando me vi en el mismo trance por el que tu pasas, y cuando me opuse  todas las acusaciones infundadas que sustentaron un expediente sancionador que, al final, fue “desmontado” vía judicial, a través de sentencia firme

Te animo a que luches por  permanecer en tu partido, en el P.P., pues es un  partido con el que te identificas, en el que crees y al que sirves de referente para miles y miles de militantes, desmontando  la acusación  en la que se sustenta ese expediente disciplinario

En mi caso, el Comité Central de Derechos y Garantías  atemperó y minimizó las gravísimas acusaciones que sobre mi formuló el Comité de Derechos y Garantías de Cantabria, pasando de la expulsión, a la propuesta de  suspensión de militancia por dos años por un único cargo, concretamente por un un comentario publicado por mi el 5 de junio de 2015 en la página de Facebook del partido en Laredo, donde yo era Secretario General y donde realizaba una autocrítica a las causas de los malos resultados electorales de mayo de ese año, vulnerando, según la acusación formulada,  un artículo de los estatutos nacionales que tipifica dicha conducta como falta grave, siendo sancionable con suspensión de militancia

Por ello, acudí a los juzgados para desmontar la sanción y combatir el  acuerdo del Comité de Derechos y Garantías de Madrid, consiguiendo anular vía judicial a través de una sentencia firme, la anulación de la suspensión de 2 años de militancia y restituyendome en mis derechos como militante del P.P. 

El magistrado, en su Sentencia, tras hacer una relación sucinta de los argumentos esgrimidos por las partes y un análisis jurisprudencial de la doctrina reguladora del derecho de asociación y de libertad de expresión dentro del ámbito de los partidos políticos, concluyó que el comentario efectuado por mi, calificando de "histórico varapalo y desastroso el resultado electoral del PP en Laredo”, carecía de base razonable alguna para ser sancionable, más cuando el entonces presidente regional, mi amigo y apreciado, Ignacio Diego, también había reconocido públicamente que ese resultado electoral había sido "malo sin paliativos".

La sentencia también recogía que “además de no cumplirse uno de los requisitos del precepto aplicado, exactamente el de comprometer políticamente a dicha formación política, entendiendo que tales expresiones, aunque eran contundentes, no eran ofensivas ni despectivas para la el P.P.”

Por último, quiero poner de realce que me llama mucho la atención que sin haber finalizado el expediente disciplinario, ni haber escuchado tus alegaciones, parece darse por hecho que vas a ser sancionada, dado que en el último párrafo de la carta te comunica que transcurrido el plazo de diez días para formular alegaciones “se considerará firme la correspondiente propuesta de sanción”, en lugar de decir “se considerará firme la correspondiente resolución”, que es lo que debiera recogerse en dicha carta.

Y como estoy seguro que no lo sabes, te informo que después de haberme restituido en todos mis derechos como militante del P.P., lo que me llenó de satisfacción,  y debido a la postura del actual presidente del P.P. D. Pablo Casado, ante el irregular congreso del P.P. de Cantabria, donde se eligió a la actual presidenta del P.P. de Cantabria,  Sra. Doña María José Saénz de Buruaga como presidenta del P.P. decidí darme de baja del P.P. motivo por el que le remití una carta a PABLO CASADO:

“Lo hago profundamente decepcionado por tu actitud ante la crisis existente en el Partido Popular de Cantabria, provocada por las graves irregularidades acaecidas durante el XII Congreso Regional. Hechos inaceptables de los que tanto yo como otros militantes y afiliados te hemos dado cumplida cuenta desde el primer momento”.

Te invito a leer íntegramente la carta que remití a D. Pablo Casado para informarle acerca de las razones por las que me di de baja del P.P. pulsando el siguiente enlace:

 

 Ramón Arenas se da de baja en el PP en una carta abierta a Pablo Casado.

Otros artículos: