Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

A CALLAR Y A PAGAR

Por ESTHER RUIZ

Enviar a un amigo

    

La gasolina, el gasoil, la luz, los precios… eso sí que es una escalada y parece que sin freno. Y como no podía ser de otra manera, ya tenemos culpable: Putin.

Llevamos muchos meses escuchando y pagando los máximos históricos de la electricidad, del gas y los combustibles y hasta ahora no nos habían dicho que había un culpable. Es más, hace unos meses nos contaban que cuando terminara 2021 pagaríamos de luz lo mismo que en 2018, una vez más fue mentira y una vez más no pasó nada.

Estamos en puertas de una huelga de transportes, del cierre de fábricas porque no tienen materias primas y no pueden pagar la luz, de despidos, de más ERTEs, de familias que no pueden hacer la compra ni encender la calefacción ni poner lavadoras diarias ni coger el coche… pero parece que ya no preocupan ni la pobreza energética ni los despidos. Ya los sindicatos están a otra cosa, que no es ni más ni menos que la suya, su propio interés. A usted le dicen que baje la calefacción mientras a los sindicatos le suben las subvenciones. Usted no puede echar gasolina porque no puede gastarse casi 2 euros por litro pero a los sindicatos les dan 17 millones de euros. En la mayor crisis económica y social se les han duplicado las subvenciones, y no sé si por aquello de que quien parte y reparte se lleva la mejor parte, pero de todos esos millones CC.OO Y UGT se llevan 13.

Y aquí estamos nosotros, anestesiados. Hablando de inflación y estanflación como si fuéramos economistas. Quejándonos amargamente, con los precios monopolizando nuestras conversaciones, dando consejos a los otros mientras preguntamos “¿tú cuanto pagas?”. Discutiendo en casa por las luces encendidas, haciendo cuadrantes para poner las lavadoras, fregando a mano por no poner el lavavajillas, con el forro polar en casa por no encender la calefacción, dejando el coche aparcado por no moverlo, cocinando y congelando por no encender todos los días la vitro, yendo a la compra con una lista y sin salirnos de ella, comprando la fruta por piezas y haciendo auténticos malabares para llegar no a fin de mes sino a mediados.

Y mientras lidiamos con esta realidad, tenemos que escuchar que se van a destinar 20.000 millones a “políticas feministas transversales” y además, nos enteramos que Sánchez, Pedro Sánchez se suma a la moda de los docureality y va a tener el suyo a costa de todos nosotros. No sé si ya tendrá título, solo faltaba que se llamara “Desde la Moncloa con amor...".

Otros artículos: