Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

EL FRACASO DE UN DOGMATISMO

Por IÑAKI ANASAGASTI

Enviar a un amigo

     

No sé por qué a Arkaitz Rodríguez, secretario general de Sortu, le extraña que sus juventudes se peleen entre sí y alguna le salga tan respondona que hasta reivindican banderas de los años sesenta. No sé por qué se extraña que discutan agriamente por el dinero de las Txoznas, ni que embardunen con una Z putinesa paredes de batzokis del PNV y además apoyen el genocidio de Putin, porque es de lo que se trata lo que Rusia está haciendo en Ucrania tras esta invasión a un estado que se autodeterminó


 

Tranquilos. Todo tiene su explicación. ETA dejó la eufemística “lucha armada” no por ninguna consideración ética sino estratégica, y así lo dijeron bajo la capucha en 2011, no fuera a ser que les dijeran que su proyecto de una Cuba en el Cantábrico había sido un proyecto totalitario, como así lo era.

De hecho, el secretario general de Sortu, glorificó la dictadura, cuando murió Fidel Castro, puño en alto, en un acto anacrónico en el puerto de Donosti organizando y perorando en un funeral laico por un dictador cruel e insensible, conculcador de todos los derechos humanos. De todos. Un proyecto destructivo, de tierra quemada, sumisión absoluta y control del pensamiento. Y llevan en eso 62 años.

Normal pues que si no se hace una mínima pedagogía democrática y de valores es como si metes hidrógeno y oxígeno en un tubo, siempre saldrá agua. Si no posees arrestos éticos suficientes para decir que matar, secuestrar, robar, imponer el terror, extorsionar y chantajear no es la praxis moral de ninguna lucha por una sociedad mejor, tras la muerte del dictador, no hacerlo no es una idea limpia, ni inteligente.

Y claro, si no se tienen las ideas claras y el coraje suficiente pasa lo que pasa cuando GKS el grupo juvenil crítico con los dirigentes de Sortu y EH Bildu, sacan del baúl lo más rancio de la dictadura del proletariado, los gulags y el esquema soviético más peligroso. Y si además sigues considerando a Putin y a los mandatarios de Nicaragua, Cuba, Venezuela, como referentes ideológicos, que se te metan en el ayuntamiento de Hernani y que embadurnen batzokis con pintadas “que se quitan con acetona”, según Arkaitz Rodríguez, no tienes derecho a quejarte. Cosechas lo que siembras. Si no hay mata, no hay patata. Hijo de gato, caza ratones. Hija de cebra, sale rayada.

Hasier Arraiz fue el primer presidente de Sortu. Tras cuatro años en el Parlamento Vasco, en su despedida, tuvo el gesto de acordarse de las víctimas de ETA y reconocer la deshumanización que la IA había tenido. Estuvo bien. Ha sido una excepción. Lo traigo a colación porque escribió un artículo destacando las bondades de la presencia de Bildu en las Cortes españolas, vendiendo a su parroquia las bondades de hacer política en un lugar, hasta hace muy poco, aberrante, y donde los demás nos arrastrábamos y nos compraban por un plato de lentejas...

La tesis de Arraiz es que lo que piensan los “independentistas de izquierda” sobre cuestiones concretas puede llegar a importar en España. Por experiencia le digo que sí, pero asimismo con la salvedad de que es así si sus votos son imprescindibles.

Dice también que el suyo es el proyecto más eficaz para conseguir el mayor grado de bienestar material, social y cultural para la ciudadanía de nuestro país. ¿Lo pensará en serio?. ¿Se habrá olvidado que Bildu es solo Sortu tras haberse engullido a los partidos firmantes de la coalición y cuando ahora solo queda Madrazo como posible socio preferente?. Solo este hecho, ¿no habla de lo que les molesta la pluralidad?.

Arraiz debería haber seguido el debate de Política Municipal de final de mayo en Gasteiz. Urtaran les acusó de sectarios porque en la primera parte del debate el alcalde hizo un análisis bastante completo de cuál era la radiografía de Vitoria-Gasteiz, de las propuestas, retos y problemas de la ciudad y de las demandas de los ciudadanos pero para EHBildu, y como siempre, no sirvió de nada. Lo esperado.

Nunca aportan nada nuevo y esto, como les dijo el alcalde “también forma parte de la marca de la casa”. ”Haga el gobierno las propuestas y los análisis que haga –les dijo Urtaran- que nosotros lo único que vamos a hacer es una crítica de lo mal que lo hace el PNV, que es la clásica respuesta basada en ningún análisis, por la sencilla razón de que como el alcalde es del PNV, hay que ir a por él políticamente hablando y eso hace que su discurso solo tenga crítica y no aporte nada nuevo”.

También le reprochó al portavoz de Bildu la “alta dosis de sectarismo en su intervención. ”Solo ustedes saben hacer las cosas, solo ustedes saben gobernar y solo ustedes son los únicos capaces de sacar adelante esta sociedad. Esas dosis de intransigencia seguramente la verbalizan con sectarismo para aplacar ciertas tensiones internas, más que para dar respuesta a un PNV al que tienen ustedes entre ceja y ceja”.

Gorka Urtaran puso asimismo el dedo en la llaga cuando les dijo que “cuando hablan de que esta ciudad tiene que ser plural, de la misma forma como tratamos de hacerlo los demás y también ustedes con los delitos de odio, las cosas cambian cuando se producen no sólo contra personas del colectivo LGTBI, pero nunca contra el odio político. Ya nos gustaría que con la misma firmeza lo hagan cuando se trata de delitos de odio contra políticos o por ideología política, porque ustedes no lo hacen y creen que eso es procedente.

Se equivocan. Su silencio es muy grave. Son ustedes muy selectivos en sus condenas y eso no es propio de un partido de valores, ni democrático. No nos pueden hablar de una sociedad multicolor, diversa y plural cuando ustedes siguen sin condenar los delitos de odio que en esta sociedad se producen por ideología política. Con discursos sectarios como los de ustedes no se arregla nada ni se va a parte alguna”. Quizás se puede decir lo mismo más alto, pero no más claro. Urtaran hizo un buen resumen del modus operandi de la IA. Me imagino que está muy cansado de escuchar el mismo disco rayado.

De ahí que me extrañara la angelical reflexión de Hasier Arraiz, obviando el meollo de la cuestión. Ojalá fuera Bildu lo que escribe tan parcialmente Arraiz y que Urtaran denuncia con razón. Hasta ahora solo ha sido un proyecto anclado en el NO y en el pasado, un ariete destructivo que lo único que ha logrado ha sido empeorar las cosas, apoyados en un falso sindicalismo extraordinariamente destructivo y antisistema, por lo que decirnos que forman parte del proyecto político más eficaz, lo será para quien quiera creerse esa aseveración no respaldada por los hechos y, que me perdone, no deja de ser una baladronada y una afirmación que no se basa en la realidad sino en un mero deseo o en un acto de propaganda, cuestiones ambas por lo demás legítimas.

Tengo la impresión que llegan algo tarde a este anuncio y a esta conclusión sobre todo porque llevan muy cargada su mochila de cosas indeseables que seguiremos recordando los demás, mal que les pese, mientras no reconozcan que sus recetas mágicas del pasado solo sirvieron para llevar desolación a demasiada gente y a toda una sociedad.

Uno no puede presentarse en público con un muestrario de proyectos sugerentes en plan desafiante, cuando en esa maleta y en el inmediato pasado solo llevaban el insulto a los que hacíamos lo que dicen ahora que harán mientras los amigos a los que apoyaban cargaban una pistola. La gente no es tonta. Tiene memoria. Si, ya sé que se me dirá que todo el mundo tiene derecho a rectificar. De acuerdo y ellos aciertan solo cuando rectifican, pero mientras consideren que aquí no ha pasado absolutamente nada, tendrán el zumbido molesto de los que les pedimos hagan de una vez su perestroika.

A Xabier Arzalluz le molestaba sobremanera el modelo centroamericano de la política de HB y del P. Bengoa, cerebro de una ELA, tercermundista. Así nos lo recordó en el acto de la Feria de Muestras, en su última aparición así como, por ejemplo, en un trabajo escrito en Deia con el título de este artículo. Terminaba diciendo. ”Los que siguen sin reconocer nada y persisten en sus posturas radicales, envejecen juntos sin conseguir el favor mayoritario de aquel pueblo de quien tan gratuitamente se constituyeron en representantes y conductores. Mientras la última evolución del radicalismo marxista-leninista abertzale busca desesperadamente modelos en Nicaragua o en Cuba, nunca en Europa, en el “frescor salvaje del Caribe”, como dice un anuncio estúpido.

Donde no hay salvajes ni frescor. Mimetizando situaciones extremas de analfabetismo, miseria y opresión, que nada tienen que ver con las condiciones de este rincón de Europa, por muy azotada que esté por la crisis económica. Queda su eterna vocación centralista, su arrogancia y su dogmatismo. Han dejado de analizarse para dirigir su microscopio hacia nosotros. Contra quienes nunca creímos en dogmas de tejas abajo. Contra quienes seguimos pensando que la justicia y la libertad son valores a rescatar día a día sin fórmulas estereotipadas, sin arrogancias de perdonavidas y sin complejos de falsa progresía”.

Hoy estaría asombrado por el apoyo de la IA a Putin y su invasión, por las pintadas en los batzokis y porque once años después de la desaparición de ETA sigan sin asumir un pasado de “crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad” como han dicho y hecho las FARC en el Parlamento de Colombia. En eso, no lo tienen como modelo. De ahí, el gran fracaso de su dogmatismo.

Otros artículos: