Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

A debate en Cantabria24horas.com

RECONOCIMIENTO A AQUILINO CEBALLOS

Enviar a un amigo

HOY (martes, 17 de noviembre) en la Casa de Cultura de Torrelavega, a las 19,30 horas se presenta una antología poética del escritor y dramaturgo, con la presentación de una obra elaborada por el poeta y también editor Carlos Alcorta. Se trata de una antología en la que se rescatan muchas de las excelentes creaciones poéticas de Aquilino Ceballos. Hay que recordar que Aquilino Ceballos Abascal, activo director teatral, dramaturgo y poeta, impulsó una cabecera cultural con el título de Senda, editada en Torrelavega, ilustrada por artistas de Cantabria y prologada por Eulalio Ferrer. La portada fue obra del artista taniego, Pedro Sobrado. Editada cuando Aquilino había alcanzado como autor seis obras de teatro y dos libros de poemas, se trataba de llenar un vacío en el campo de las publicaciones dedicadas especialmente al teatro. Con esta revista Aquilino Ceballos aspiraba a dar a conocer textos de gran calidad literaria, además de ayudar a mantener el fuego sagrado del teatro (141). Aquilino Ceballos fue en 1998 finalista del premio de teatro Ricardo López Aranda con la obra No existen las sirenas, siendo “uno de los dramaturgos cántabros más productivos y estrenados” (142). Una andadura prolífica de éxitos por nuestra Universidad Internacional y otros foros, además del reconocimiento de grandes hombres de letras nacionales y directores teatrales, han jalonado su rica biografía entregada a la cultura, que Torrelavega no ha sabido reconocer como merece. FACEBOOK DE JOSÉ RAMÓN SAIZ HOY ES UN DÍA IMPORTANTE PARA AQUILINO CEBALLOS al presentarse una antología poética de toda su obra, que es extensa y rica. A las 8 de la tarde en la Casa de Cultura, la editorial Septentrion del poeta Carlos Alcorta ha demostrado acierto y sensibilidad a la hora de reconocer a uno de los personajes más enriquecedores del ambiente cultural de la ciudad y de Cantabria a partir de mediados de la década de los setenta como fue Aquilino Ceballos Abascal (Torrelavega, 1940) a quien el Ayuntamiento tenía que homenajear, pero está visto que falta memoria y emprendimiento. Conocí a Aquilino en 1981 cuando editó un emotivo poemario sobre Cantabria (Poemas desde Cantabria, creo que era su título) y desde entonces, además de amigo, soy admirador de toda su obra poética, teatral y editorial. Un título al que siguieron «Losa de musgo verde» (1984), «Al raso de la noche» (1993), «Por las rutas perdidas» (1999), «El tiempo último. El tiempo de espera» (2000) y «Solo el verso» (2006). Recuerdo de aquellos años de finales del siglo XX la cabecera cultural que con el título de Senda, fue editada en Torrelavega e ilustrada por artistas de Cantabria, gracias a su impulso. La portada fue obra del artista taniego, Pedro Sobrado. Salió a la luz cuando Aquilino había alcanzado como autor seis obras de teatro y dos libros de poemas con el objetivo de llenar un vacío en el campo de las publicaciones dedicadas especialmente al teatro. Con esta revista Aquilino Ceballos aspiraba a dar a conocer textos de gran calidad literaria, además de ayudar a mantener el fuego sagrado del teatro. Tengo frescas en la memoria imágenes de estrenos teatrales -La monja durmiente, 1985, por ejemplo- en el Instituto Marqués de Santillana con asistencia de cientos de personas, pero otras no fueron menos impactantes como «Libertad… Libertad… Libertad…» (1984), representada en el paraninfo de la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP), en el teatro Copupe D’Or de Rochefort (Francia) y en el palacio de Sobrellano de Comillas;, en el teatro Principal de Reinosa, en el Círculo de Recreo de Torrelavega y en la Casa de Cultura de Cabezón de la Sal; «Boceto y muerte de una ceremonia» (1986), representada en la Casa de Cultura de Torrelavega o «El mundo de Manuel Llano», estrenada en el palacio de Festivales de Santander. Para quienes no hayan seguido a este poeta y dramaturgo, recordamos que Aquilino Ceballos fue en 1998 finalista del premio de teatro Ricardo López Aranda con la obra "No existen las sirenas", siendo “uno de los dramaturgos cántabros más productivos y estrenados”, como se apuntó bien en la prensa de aquel tiempo.. Una andadura llena de éxitos por nuestra Universidad Internacional y otros foros, además del reconocimiento de grandes hombres de letras nacionales y directores teatrales, han jalonado su rica biografía entregada a la cultura, que Torrelavega no ha sabido reconocer como merece. Cumplidos los ochenta años, Aquilino Ceballos recibe esta tarde un reconocimiento al que seguirán otros porque, sencillamente, lo merece. No es posible entender el campo cultural de aquellos años en los que comenzó a renacer la libertad sin citar su nombre y su gran obra. 2006: SOLO EL VERSO

Últimos A debate: