Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

EMPRESARIOS LE DICEN A ÁBALOS QUE NO PACTE CON PABLO IGLESIAS NI EN BROMA

Enviar a un amigo

Fue enigmático el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el pasado 22 de julio. Durante un intercambio en la fallida sesión de investidura con Pablo Iglesias y cuando aún le ofrecía un gobierno de coalición, se declaró «autónomo del poder económico» y dijo: «Va a haber gente que nos lo va a poner muy difícil (...) pero estoy dispuesto a correr ese riesgo». Ahora dice que ya no está dispuesto a correrlo.

Sabe -y utiliza- que «el poder económico» está ahora incluso más resueltamente en contra que en julio de un pacto con Podemos, porque las señales de desaceleración se acumulan y, porque el presidente saliente del BCE, Mario Draghi, avisa de que los aún limitados riesgos de recesión en la Eurozona «están al alza».

Muchos empresarios dicen en privado a miembros del Gobierno lo que soltó abiertamente el pasado lunes con su estilo directo característico el veterano valenciano Federico Félix al ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos. «No pactéis ni de broma con Pablo Iglesias», dijo ante varios testigos al ministro por si hay intentos pactistas de última hora. El dirigente del PSOE sonrió. Acudía a una reunión con la Asociación Valenciana de Empresarios

Félix, de 75 años, es uno de los empresarios más veteranos del país y actual presidente de la Federación de Empresas Agroalimentarias de la Comunitat Valenciana (Fedacova). Tras su encuentro con Ábalos explica a este diario que él habla siempre sin tapujos y que no tiene nada personal en contra de Iglesias o Podemos, pero cree que un pacto del Gobierno con esta fuerza política sería contraproducente para la economía española. «Me parece bien que haya más gasto social como dice Podemos, pero lo que no entienden es que para eso hay que generar crecimiento. No se puede repartir lo que no se tiene. El Estado necesita que haya cuantas más empresas mejor». En su opinión, «antes que un Gobierno inestable con un programa equivocado es mejor elecciones».

Por su parte, el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios, Vicente Boluda, fue más institucional e indirecto con Ábalos, pero su mensaje también fue claro. Le pidió «consensos» [que se puede traducir por no os escoréis y pactad con PP y Cs] y «estabilidad» [no fastidiéis que vais a gobernar con un socio del que no os fiáis y con independentistas] en un discurso aplaudido por el presidente de Mercadona, Juan Roig, entre otros asistentes. También hubo aplausos al ministro, al que ven moderado y comprometido con el Corredor Mediterráneo. «Ábalos ha hecho en un año más que otros ministros de Fomento», asegura Félix.

El episodio valenciano muestra lo que está pasando. El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, se ha expresado desde abril en favor de un gobierno monocolor y la vicepresidenta Carmen Calvo llegó a decir a Podemos que no podía haber coalición, porque no son «del agrado» de la patronal, según martilleó Iglesias el miércoles en el Congreso. Por eso el líder de CCOO, Unai Sordo, suele bromear con que Garamendi es el tipo más poderoso de España al condicionar la política de pactos del PSOE, pero todo apunta a que Sánchez y Calvo usan la preocupación empresarial para justificar su verdadero deseo de gobernar en solitario. Por cierto, si los dirigentes sindicales defienden abiertamente que Sánchez pacte con Iglesias, es legítimo que los empresarios se expresen también. Otra cosa es que ejercieran maniobras en la oscuridad que en CEOE niegan de plano.

No obstante, es lógico que el presidente en funciones tenga ahora más vértigo que en julio para gobernar con Podemos, que están más en contra que él de las recetas de saneamiento y liberalización económica que aconsejan a España los organismos internacionales. El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, también pide elecciones antes que un gobierno inestable; y Garamendi avisó a Sanchez en sus contactos del verano que el próximo presidente del Gobierno, sea quien sea, tendrá cuatro años económicamente muy difíciles y duros.

«Un pacto con Podemos de última hora en base al programa que ha presentado Sánchez hundiría la economía española en estos próximos años», sentencia un alto dirigente empresarial. Y ojo a la frase de Draghi del jueves: «En vista del debilitamiento de las perspectivas económicas y de la persistencia de pronunciados riesgos a la baja, en los países con elevada deuda pública, los gobiernos deben aplicar políticas prudentes». El _BCE ha invertido 260.820 millones en deuda española y no quiere aventuras.

LA EFEMÉRIDE

Se cumplen 10 años del decreto del Gobierno de Zapatero que, según un reciente informe de la Guardia Civil, auspició una subvención de 31 millones para una residencia de ancianos que terminó regando el bolsillo del líder asturiano de UGT. No está mal que los críticos a las donaciones de Amancio Ortega comparen aquel dinero público dilapidado con el anuncio de su fundación: 90 millones para construir y entregar no una, sino siete residencias de ancianos a la red pública gallega. Y, como siempre, fue su esposa Flora Pérez, quien presentó la donación y no el discreto Ortega. El perfil bajo es su norma y tampoco se prodiga el presidente de Inditex, Pablo Isla, con excepciones como la que curiosa que ha aceptado el 24 -un día después de la posible convocatoria electoral- en la I Jornada Mujeres y Liderazgo que organiza Gloria Lomana.

EL PERSONAJE

La cotización de Telefónica ha subido un 6,5% desde que generó expectativas el día 4 de medidas para revitalizar las acciones al anunciar que «el presidente de Telefonica ha decidido adelantar la reunión del consejo de administración. La situación económica y del mercado han influido para adelantar la convocatoria». Por tanto, objetivo cumplido de momento para José María Álvarez-Pallete. Pero la decisión más importante alcanzada por ese consejo de administración adelantado ha resultado ser destinar 1.600 millones a costear el enésimo plan de bajas para miles de empleados con más de 53 años.Pallete, de 55, ha obtenido una reacción suave y dialogante de los principales sindicatos y está siendo cuidadoso interrumpiendo su habitual actividad personal en Twitter, pero impresiona cómo la primera empresa del país necesita constantemente reducir, reciclar y rejuvenecer plantilla.

PARA SEGUIR

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, es una revelación política para el PSOE, pero difícil de entender. Ha tenido arrestos para activar la ley de Estabilidad exigiendo planes de ajuste a las comunidades en riesgo de déficit, incluidas las socialistas y podría apuntarse un tanto en Bruselas. Pero lo hace en secreto y ofreciendo prórrogas, porque en paralelo no da solución a esas mismas comunidades para desbloquearles fondos de más de 9.000 millones a que tienen derecho y que ella misma exigía cuando era consejera andaluza. Además, en un intento de cuadrar el círculo, suscribe el plan de alto gasto ofrecido a Podemos para gobernar a la vez que exige medidas de ajuste a, entre otros, el consejero de Hacienda de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, que le garantiza respeto a la Ley de Estabilidad, pero se niega a presentar plan, porque no ve datos para ello..

 

Últimas Editoriales: