Editorial de Cantabria24horas.com

ESTOS SON LOS 88 DIPUTADOS QUE NO HICIERON NADA

Enviar a un amigo

LEEMOS EN LA RAZÓN

i el Gobierno de Pedro Sánchez ni el grupo parlamentario del PSOE en el Congreso creyeron nunca en la actual legislatura. Ésta es la principal conclusión que puede extraerse del análisis del trabajo parlamentario realizado por los 350 diputados desde que el 21 de mayo se constituyesen las Cortes. Cuatro meses en los que los titulares de los 123 escaños del PSOE no se han caracterizado precisamente por estar a la cabeza en el ranking de iniciativas parlamentarias presentadas. Todo lo contrario. Como si hubiesen percibido desde el mes de mayo la hipótesis de que una nueva cita con las urnas fuera era el escenario al que estaba abocada desde su arranque esta XIII Legislatura.

Así lo dicen los números tanto en lo que se refiere al estudio individualizado de las iniciativas e intervenciones parlamentarias de cada diputado como en lo que concierne al trabajo de los grupos. En el primer frente, cabe destacar que, de los 350 diputados que integran la Cámara Baja, han sido únicamente 88 los que en estos cuatro meses no han firmado ninguna iniciativa parlamentaria y, al mismo tiempo, tampoco han protagonizado ninguna intervención en el Pleno o en las sesiones constitutivas de las comisiones. De esos 88 diputados que entregarán su acta sin haberse estrenado, un total de 83 pertenecen al grupo parlamentario socialista. Una cifra que tiene dos lecturas posibles. La primera es que el 67,4% de los diputados del PSOE –que cuenta con un total de 123 en el Congreso– no han realizado ningún tipo de trabajo parlamentario. La segunda es aún más demoledora: el 94% de los diputados que no se han estrenado en su labor durante esta legislatura son socialistas. Los otros cinco diputados que no han firmado iniciativa o intervención alguna en el Congreso pertenecen al grupo confederal de Unidas Podemos. El grupo de Pablo Iglesias tiene 42 escaños, de forma que esos cinco diputados representan el 12% de la bancada morada. El coste salarial de estos 88 diputados en estos meses supera los 1.300.000 euros.

 
 
 

Ver a pantalla completa

En lo que respecta al trabajo legislativo de los grupos, el PSOE también sale muy mal parado, especialmente si comparamos su balance con el del Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos. Como grupo, los diputados liderados por Adriana Lastra únicamente han registrado 15 iniciativas. Siete de ellas son proposiciones de ley, la mayor parte idénticas a las que el grupo socialista ya comenzó a tramitar en el pasado mandato y que decayeron como consecuencia del adelanto electoral. Es el caso de las propuestas para sacar adelante la ley de eutanasia, la reforma de la ley de Memoria Histórica y tres iniciativas sobre igualdad y no discriminación. Las otros ocho iniciativas con el sello del PSOE son proposiciones no de ley, relativas, por ejemplo, a las inundaciones e incendios de los últimos meses así como de cara a la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Estas únicas 15 iniciativas socialistas también vienen a retratar la poca confianza del partido de Sánchez en que la legislatura fuera viable y pudiera comenzar a andar. La formación más activa en estos meses ha sido el Partido Popular. Los de Pablo Casado, como grupo, suman un total de 157 iniciativas, de las que 11 son proposiciones de ley, entre ellas las orientadas a modificar la concesión de indultos, a endurecer las penas contra los promotores de homenajes a terroristas y a luchar contra la ocupación ilegal. A ello se unen dos interpelaciones, 39 solicitudes de comparecencia, 98 proposiciones no de ley, una moción y otras seis propuestas enfocadas a la creación de comisiones, subcomisiones y ponencias y modificar el reglamento del Congreso. De las cinco grandes formaciones, el segundo con más actividad ha sido Unidas Podemos, con un total de 131 iniciativas. Una quincena de estas propuestas buscaban convertirse en leyes y marcar, en buena medida, el paso al Gobierno de Sánchez. Se trataba de leyes para poner coto a las puertas giratorias, crear un impuesto a la banca, cerrar de manera progresiva las centrales nucleares, reducir los plásticos de un solo uso y modificar el Código Penal en materia de maltrato animal.

Ciudadanos, por su parte, llevó hasta el Registro de la Cámara Baja un total de 77 iniciativas de grupo. Nueve de ellas eran proposiciones de ley, entre ellas, las de derechos y garantías de la dignidad de la persona ante el proceso final de su vida, de lucha contra la multirreincidencia en la criminalidad, de Memoria, Dignidad y Reparación de todas las Víctimas del Terrorismo y la reguladora del derecho a la gestación por sustitución. A las proposiciones de ley se suman 25 proposiciones no de ley y 37 solicitudes de comparecencia además de otras cinco iniciativas. Muy alejado del balance que presentan PP, Cs y Podemos, se encuentra Vox, con unos números de trabajo parlamentario similares a los del PSOE. En los cuatro meses transcurridos entre la constitución de las Cortes y su disolución ha registrado 20 iniciativas, entre ellas, dos proposiciones de ley: una para proteger a los denunciantes de corrupción y otra para reconocer como agentes de la autoridad a los funcionarios de prisiones.

Últimas Editoriales: