Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

SANCHEZ CELEBRA LA CONSTITUCION; ALGUNOS DE SUS POTENCIALES ALIADOS LA RECHAZAN

Enviar a un amigo

LEEMOS EN EL MUNDO

El 41 aniversario de la Constitución será recordado como uno de los más amargos de la democracia. Los partidos políticos, más enfrentados que nunca, reivindican o atacan el texto de la Carta Magna en función de sus propios intereses y apenas se aprecian cauces que permitan revivir el espíritu de consenso que alumbró en 1978 la Ley Fundamental. Pedro Sánchez, aspirante a conformar Gobierno de forma inminente, ha aprovechado la ocasión para pedir a todas las fuerzas parlamentarias que no obstaculicen su investidura. El descarte del PP en este envite ha sido inmediato y los mensajes del líder socialista no han sido escuchados por la mayoría de sus potenciales "aliados" que, una vez más, han rechazado celebrar el aniversario de un texto cuya demolición desean.

El presidente en funciones ha querido señalar el "marco de entendimiento" que representa la Constitución y no ha dudado en asegurar que eso es precisamente lo que se necesita para "formar Gobierno cuanto antes". Ha apelado a la "generosidad" del resto de partidos para propiciarlo y no ha dedicado parte de su mensaje a las mujeres, a los pensionistas y a los que padecen exclusión social. Además, ha insistido en que la Carta Magna es "el marco que sirve para solucionar las crisis territoriales", principalmente la de Cataluña. Sánchez ha reivindicado por último el artículo 45 de la Constitución, centrado en el respeto al medio ambiente -en el día de la manifestación contra el cambio climático en Madrid- y ha prometido que el futuro Gobierno que espera presidir propiciará una "legislatura verde".

Desde el PSOE no han tenido empacho en utilizar el aniversario para barrer en favor de sus intereses. Rafael Simancas, en nombre del partido, ha afirmado que celebrar la Constitución "equivale hoy a facilitar la formación de Gobierno". Simancas reclamó a PP y Ciudadanos, sin citarlos expresamente, que "no obstaculicen" la investidura y advirtió de que ir a terceras elecciones -obviando que fue Sánchez quien empujó al país a los segundos comicios- implicaría una "crisis de la democracia". El diputado socialista ha pedido defender la Carta Magna de "los ultras radicales" y de los "sectarios" porque, dijo, la "vocación de la Constitución es unificadora".

Sánchez ha acudido junto a casi todos sus ministros a la conmemoración que se celebra en el Congreso de los Diputados. Lo hace en vísperas de la ronda de consultas con el Rey Felipe VI de la semana que viene, de la que el líder socialista saldrá como candidato a la Presidencia del Gobierno, y mientras negocia con otras formaciones su apoyo para poder sacar adelante la investidura.

REPUDIO NACIONALISTA A LA CONSTITUCIÓN

Entre los partidos con los que está negociando el PSOE figuran las principales fuerzas nacionalistas e independentistas, que hoy no sólo no celebran la Constitución, sino que exhiben su oposición a ella. Y es que mientras arrastra a Pedro Sánchez hacia una negociación bilateral entre el Gobierno y la Generalitat sobre la autodeterminación de Cataluña, el independentismo ha exhibido hoy su repudio público a la Constitución.

A sólo cuatro días de volver a reunirse con el PSOE para seguir negociando la investidura del candidato socialista, ERC ha proclamado: «Hoy el Estado celebra tener una constitución heredera del franquismo, nosotros preferimos defender la democracia, los derechos y las libertades».

Esquerra Republicana
 
✔@Esquerra_ERC
 
 

📢Avui l’Estat celebra tenir una constitució hereva del franquisme. Nosaltres preferim defensar la 📩democràcia, els drets i les llibertats!🎗

Ver imagen en Twitter
 
477 personas están hablando de esto
 
 

A este mensaje, difundido a través del perfil oficial de Twitter de la formación separatista, se ha sumado uno de sus más destacados dirigentes, el presidente del ParlamentRoger Torrent, quien ha sostenido que la Constitución de 1978 «se ha convertido en un límite de hierro que frena las aspiraciones legítimas de Cataluña», en indirecta referencia a la consumación de la independencia.

«Incluso la izquierda, representada por el PSOE, ha esgrimido la Constitución como límite», ha abundado Torrent para demostrar que su formación no se conformará con las cesiones realizadas hasta el momento por los socialistas, que ya se refieren al desafío secesionista como un «conflicto político» y se comprometen a explorar una «vía política» para resolverlo.

También Quim Torra se ha sumado al ataque a la Carta Magna citando a Lluís Maria Xirinacs, el fallecido senador independentista condenado por enaltecimiento del terrorismo: «No a una Constitución que pise el derecho histórico más irrenunciable de todos los derechos de nuestro pueblo».

Quim Torra i Pla
 
✔@QuimTorraiPla
 
 

“Jo proclamo des d"aquesta tribuna que CAT té dret a l’autodeterminació”, Heribert Barrera. “No a una Constitució que trepitgi el dret històric més irrenunciable de tots els drets del nostre poble”, Lluís Mª Xirinachs
Van votar NO a la Constitució
El meu record i el meu agraïment

 
1.517 personas están hablando de esto
 
 

El presidente de la Generalitat, cuyo partido, JxCattambién está negociando la investidura de Sánchez, ya se ausentó del acto de homenaje a la Constitución celebrado el pasado miércoles en Barcelona tras enviar sendas cartas a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y a la delegada del Gobierno en Barcelona, Teresa Cunillera, en las que defendía que la Constitución es «una herramienta que justifica la represión y no representa a la mayoría de los catalanes». En la misiva también prometía Torra impulsar una Constitución propia para Cataluña, proyecto con el que el separatismo lleva años amagando.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha comparecido asimismo esta mañana en Bilbao para manifestar el rechazo de su partido a una Carta Magna que "no reconoce a la nación vasca".

El diputado del Bloque Nacionalista GalegoNéstor Rego, con cuyo apoyo también cuenta Pedro Sánchez, confirmó que tampoco rendirá tributo a la Carta Magna en esta su primera legislatura, sino que, muy al contrario, acudirá con otros dirigentes de su partido a un acto en Galicia en el que, frente a la Carta Magna, reivindicarán la autodeterminación de las supuestas naciones del Estado.

PABLO IGLESIAS ACUDE A LA CELEBRACIÓN

Pablo Iglesias, el socio principal de Sánchez y futuro vicepresidente de su Gobierno, ha aprovechado para reivindicar los artículos "sociales" de la Constitución como "antídoto frente a la extrema derecha". El líder de Unidas Podemos, que otros años celebraba un acto republicano alternativo a la celebración del aniversario de la Carta Magna, ha virado 180 grados y ahora, a la espera de sentarse en el Consejo de Ministros, se presenta como adalid del texto de la Ley Fundamental. "La Constitución es un instrumento que puede servir para defender a la mayoría de este país", dijo.

Iglesias aseguró que le gustaría que hubiera investidura antes de fin de año, pero rechazó explicar el contenido de su última reunión "de trabajo" con Pedro Sánchez, celebrada ayer mismo y, además, en contra de la transparencia estricta que antes defendía -incluida la retransmisión en streaming de los encuentros en despachos- ahora sella los labios. "Y así seguirá siendo", avisó.

Por su parte, Pablo Casado, presidente del PP, ha asegurado ser el único que no apuesta por modificar la Carta Magna. Ha lamentado que el país esté viendo "cómo se negocia la investidura con partidos cuyos líderes están condenados por sedición o cómo se intentaron negociar los Presupuestos en la cárcel" y ha acusado a Sánchez de haber elegido "a los enemigos de la Carta Magna" como socios.

"Cualquier plan de Pedro Sánchez va contra la Constitución", recalcó minutos antes de entrar en el Salón de Pasos Perdidos. "Por eso", añadió, "somos absolutamente incompatibles con cualquier fórmula que los incluya". "No blanquearemos la posición de Podemos, ni la de ERC ni las negociaciones en prisión. En ningún país de nuestro entorno", añadió, "se admitiría que se negociara el Gobierno con quienes quieren romper la nación". Casado ha asegurado, además, que hará valer su "minoría de bloqueo" en la Cámara para oponerse a cualquier reforma estatutaria que pretenda modificar por una puerta paralela los fundamentos constitucionales, la unidad de la nación y la monarquía. El líder del PP vaticinó para terminar que el Gobierno que pretende formar Sánchez "fallará" y en ese momento, los populares se erigirán como "única alternativa".

Iván Espinosa de los Monteros insistió por su parte en que Vox redoblará sus esfuerzos en defensa del texto constitucional "algunos de cuyos enemigos", recalcó, "están en esta casa", en referencia al propio Congreso. "Vox estará siempre en defensa de la unidad de España", afirmó, aunque se reserva el derecho a proponer en su momento "determinadas modificaciones" a la Carta Magna. A saber: reformar el Estado autonómico que es, dijo, "muy caro" y devolver determinadas competencias al Estado central. Espinosa explicó que la ausencia de Santiago Abascal se debe a la necesidad de estar presente en Barcelona que es, "precisamente donde se está fraguando el golpe" contra la unidad.

Su compañero, Javier Ortega Smith, incidió en el mismo mensaje: "Defender la Constitución es decir no a los que pretenden acatarla con falsas fórmulas, a los que hablan de presos políticos, a los que dan golpes de Estado". Ortega Smith reivindicó los instrumentos de defensa de la propia Constitución y de la nación: en concreto, los artículos 155 y 116. También se refirió al artículo 20, que consagra la libertad de expresión, para defender el derecho de Vox a plantar cara a los discursos preestablecidos.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, reivindicó "hoy más que nunca los valores constitucionales que están en cuestión". Arrimadas señaló que son precisamente quienes negocian la investidura con Sánchez los que no celebran la Constitución. Arrimadas insistió una vez más en un acuerdo a tres entre PSOE, PP y Cs para dar estabilidad a España y "cerrar la puerta en las narices" a populistas y nacionalistas. De momento, Cs no tiene respuesta a la petición de mantener un encuentro con Sánchez pese a que ayer mismo, desveló, volvieron a insistir ante el gabinete del presidente.

EL PSOE SE VERÁ CON ERC EN BARCELONA

La tercera reunión entre los equipos negociadores del PSOE y ERC para avanzar en la eventual investidura del líder socialistaPedro Sánchez, se celebrará el próximo martes, día 10, en Barcelona.

Fuentes de la formación catalana han confirmado este viernes el lugar de esta tercera cita entre los dos partidos y han precisado que en los próximos días concretarán la hora y el lugar del encuentro.

La fecha de la reunión, -que ya se sabía desde el pasado día 3, cuando los dos partidos se sentaron a negociar por segunda vez en el Congreso de los Diputados-, se mantiene a pesar del malestar que este miércoles expresó Esquerra por unas declaraciones de Sánchez en Londres sobre el posible acuerdo con esa formación.

Concretamente, Sánchez dijo que, de lograrse el acuerdo con ERC para facilitar la investidura, "estará dentro de la legalidad y será público, como no podría ser de otra manera", y en ERC entendieron que el líder socialista daba por hecho el acuerdo.

Fuentes socialistas han precisado hoy que en ERC saben que el presidente del Gobierno en funciones no lo dio por hecho y han atribuido lo ocurrido al cruce de declaraciones.

Por ello, han subrayado la importancia de que el proceso de desarrolle con discreción, algo en lo que también incidió el propio Sánchez.

Las fuentes han reconocido que en las negociaciones todavía existen diferencias importantes, aunque las dos partes continúan buscando una vía que pueda unirles.

En el segundo encuentro que mantuvieron, el PSOE y ERC se comprometieron a avanzar en la "vía política" para resolver el "conflicto" catalán, según el comunicado conjunto que difundieron, que añade que también profundizaron en temas concretos en los que constataron "que hay una sensibilidad social compartida en lo que respecta a derechos sociales, civiles y laborales".

Últimas Editoriales: