Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

ITALIA, UNA LUZ DE ESPERANZA

Enviar a un amigo

Una luz de esperanza se ha encendido este lunes en Italia al conocerse el balance diario que ofrece cada día el servicio de Protección Civil. Según estos datos, en 24 horas se han registrado en el país 4.050 nuevos positivos (1.648 si descontamos los pacientes recuperados y los muertos), lo que supone la menor cifra de nuevos casos desde el pasado 17 de marzo.

Otro dato muy reconfortante es el de la cifra de pacientes recuperados en un día, que ha ascendido a 1.590. No obstante, a pesar de estos datos alentadores, el número de muertos ha vuelto a subir respecto del día de ayer, con 812 nuevos fallecimientos. En total, ya han perecido 11.591 personas y el número de contagiados asciende a 101.739.

Mientras la curva de contagios y muertos siguen bajando, los especialistas italianos, tanto sanitarios como económicos, ya se preguntan por el día después. Tal vez porque, entre otras razones, varias señales indican que los 60 millones de confinados empiezan a dar señales de una cierta impaciencia.

Los inmunes

La primera línea sanitaria apunta a descubrir a los inmunes al covid-19. "Estos tiene que ser los primeros que vuelvan al trabajo", ilustra Riccardo Valentini, profesor de ecología forestal, ascrito al Instituto Superior de Sanidad (ISS), quien considera que los inmunes "han desarrollado anticuerpos a la enfermedad". La región de la Toscana ya ha comprado un millón de kits para detectar a los inmunes y las tres regiones del norte más afectadas (Lombardía, Emilia-Romagna y Véneto) están a punto de aprobar presupuestos para comprarlos.

Analizando los datos de la última semana, el ISS y otros científicos constatan que todas las regiones del sur peninsular, incluida la norteña Valle de Aosta, sumergida de nieve en esta época,  están muy por debajo de los 500 contagiados de las demás regiones y también con un mínimo de víctimas mortales.

La mayoría de los economistas apuntan a la necesidad de encontrar una forma de financiación para el día después de la pandemia y cifran entorno a los 100.000 millones de euros por año, durante tres años, la cantidad necesaria para salir de la crisis. A causa de la oposición principal de Alemania y Holanda, los llamados "coronabonos" -títulos de deuda pública de la UE- se están esfumando. Pero los datos indican que algún sistema habrá que encontrar para financiar o avalar los importes que habrá que poner sobre la mesa. "¿Donde venderán sus tulipanes los holandeses?", se ha preguntado en público Romano Prodi, expresidente de la Comisión Europea, sobre la intransigencia de Holanda.

5% de pymes a pique

Un alto dirigente del progresista Partido Demócrata (PD) había indicado en días pasados que "si hace falta se embargan los palacios más antiguos de Roma". Independientemente de si hablaba en serio o con desesperación, Enter Hermnes, uno de los principales grupos mundiales de reaseguros, estima que un 5% de las pymes italianas cerrarán las puertas. Se trata de 3.200 pequeñas empresas, de 0 hasta 15 empleados.

Los economistas estiman que cada mes de cierre del país cuesta 100.000 millones de euros, lo que resulta insostenible, si la UE no aprueba algún sistema de financiación o de aval. David Sassoli, italiano y presidente de la Eurocámara, ha declarado que "se necesita de una garantía sobre la deuda", lo que puede suceder, según Sassoli, a través de los eurobonos o a partir del presupuesto plurianual de la UE. "Esta crisis es simétrica, es decir toca o tocará a todos los países, por lo que o salimos juntos o la UE no se salvará", ha añadido Sassoli. Los ministros de Economía de los 27 tienen todavía nueve días para proporcionar a la reunión de los jefes de Estado y de gobierno, un proyecto de solución.

Mientras, han muerto ya por Covid-19 unos 63 médicos y 8.000 miembros del personal sanitario están contagiados.

Últimas Editoriales: