Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

UN LABERINTO DESCONOCIDO PARA LOS CLUBES: A LA ESPERA DE COMPENSAR A LOS ABONADOS

Enviar a un amigo

LEEMOS EN EL MUNDO

Pese al obligado parón competitivo, las oficinas de los clubes de fútbol llevan dos meses siendo un hervidero. Telemático, pero hervidero al fin y al cabo. La pandemia ha sacado del carril a empleados y directivos y les ha colocado en la tesitura de tener que tomar decisiones que jamás imaginaron. Durante semanas, la prioridad ha sido ir preparando el terreno para la vuelta a los entrenamientos y, en último término, a la competición, con todo lo que ello conlleva a nivel de personal, recursos sanitarios, protocolos...

Encarrilado ese asunto, los clubes tendrán que concentrar ahora sus esfuerzos en solventar la patata caliente de los abonados, a los que la pandemia va a dejar sin poder disfrutar de, al menos, cinco partidos ya pagados previamente. Todos los clubes entienden que deberán compensarles de alguna manera, pero de momento sólo cuatro -Atlético, Real Sociedad, Osasuna y Getafe- han concretado cómo lo harán. El resto se mantiene a la espera, ganando tiempo y esperando que los demás vayan moviendo ficha. Y, mientras tanto, los abonados esperan en su casa a que su club les diga qué hay de lo suyo.

 
PUBLICIDAD
 

La preocupación de cada club varía en función del impacto que tienen las cuotas de socios y abonados en su presupuesto, como se observa en el gráfico. En la mayoría, esta partida supone entre el 4% y el 9% de sus ingresos totales, por lo que una eventual devolución de la parte no disfrutada supondría una merma de entre el 1% y el 2%. Pero el rango es muy amplio: por arriba, destaca el Athletic, que depende en un 18% de sus socios, más del doble que el segundo; por abajo, Eibar y Levante -debido a su agresiva política de fidelidad que provoca que muchos abonados lo sean gratis- se sitúan por debajo del 2% del total.

PROBLEMAS JURÍDICOS

El escenario varía también en función de la personalidad jurídica de los equipos. En las SAD, el abonado es un cliente que ha pagado por disfrutar de un número de partidos, por lo que las cuentas son sencillas, salvo para algunos de los que siguen vivos en Europa. En el caso de los clubes deportivos -Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna- el pago de la cuota de socio implica acceder a la propiedad del club mediante acciones sociales, además del disfrute de los partidos. ¿Qué porcentaje de la cuota corresponde a cada partida? Hasta ahora, nunca había existido la necesidad de calcularlo y se trata de una disyuntiva que incluso entraña problemas de carácter jurídico y estatutario. Otra dificultad añadida en el caso del Athletic es que la condición de socio se renueva por año natural y no por temporada, por lo que la actual cuota está ya pagada hasta diciembre.

En este contexto, la mayoría de clubes de Primera estudian aún cómo resolver el problema. Sólo cuatro han hecho ya los deberes. El primero fue la Real Sociedad, que se comprometió a devolver el 20% de la cuota incluso en el caso de que la temporada pudiese acabar a puerta abierta, algo que todavía se consideraba posible en aquel momento. El Getafe es quien ha tomado una medida más favorable para los suyos: en vez de devolver un porcentaje, regalará el abono completo de la próxima temporada a todos los afectados. Osasuna, por su parte, dejará sin efecto la subida de cuotas prevista y regalará los dos medios días del club a quienes ya sean socios. Y el Atlético aplicará una rebaja del 20% en la cuota del próximo curso.

DEVOLUCIÓN, REBAJAS...

Eibar, Alavés y Granada se han comprometido a devolver parte de lo pagado y el Villarreal pretende dar a elegir a sus abonados entre recibir la devolución o un descuento para la próxima temporada, pero ninguno de los cuatro clubes ha concretado aún la fórmula ni los porcentajes. En el Valencia, estudian ofrecer la devolución, pero premiar a quienes no la soliciten: si el fútbol con público regresara con aforos reducidos, tendrían prioridad para entrar a Mestalla quienes hubieran renunciado a la compensación de esta temporada.

En el resto de clubes, entre ellos Real Madrid y Barcelona, continúan estudiando qué decisiones tomar mientras piensan ya en la próxima temporada. Las previsiones sanitarias auguran que no habrá público en los estadios hasta, al menos, el primer trimestre de 2021. Eso implica que la problemática actual se prolongará en el tiempo y que la aplicación de descuentos futuros que proponen algunos clubes podría quedarse en el limbo. El impacto total, si se alargara la situación hasta marzo del año que viene, podría ser de unos 270 millones de euros en total, de los que alrededor de 185, dos tercios del global, afectarían a sólo cuatro equipos: Barça, Madrid, Atlético y Athletic.

Últimas Editoriales: