Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

COMO GUARDAR LA MASCARILLA PARA NO CORRER NINGUN RIESGO

Enviar a un amigo

LEEMOS EN LA VANGUARDIA

Desde que el Gobierno permitió la ansiada reapertura de las terrazas, hay una imagen muy preocupante que se ha repetido día tras día en las últimas semanas. Un grupo de amigos sentados en la mesa de un bar, felices de poder degustar de nuevo un sorbo de cerveza bien fría. Llega el compañero que faltaba, 5 minutos tarde, y se despoja de la mascarilla y se la cuelga del codo. En la mesa de al lado hay cinco amigos más, tres de ellos con la mascarilla atada al brazo.

Esta costumbre que se ha visto en las calles de todas las comunidades de España y que se multiplica en las terrazas de los bares y restaurantes se ha convertido en una tendencia temeraria que podría poner en riesgo innecesario la salud de todos.

 
 
 

Los peligros de la mascarilla codera

Así lo confirmó a La Vanguardia la profesora de Enfermería de la Universidad de Cantabria y miembro de la Unidad de Investigación en Cuidados y Servicios de Salud (Investén-isciii), Carmen Sarabia: “igual que ya no saldremos de casa sin mascarilla tampoco deberíamos hacerlo sin su ‘estuche’”.

Es cuestión de lógica darse cuenta de que el hecho de llevar una mascarilla colgada de un brazo, exponiéndola directamente ya no solo al virus sino a que cualquier tipo de bacteria pueda adherirse a los filtros, no es higiénico. Además, esta puede rozar fácilmente cualquier mesa o silla que podría estar contaminada.

Rey Mapache ðŸƒðŸ¦ðŸ³ðŸŒˆðŸ‡³ðŸ‡®@mapachejambado
 
 

De los creadores de “llevo el casco en el codo” llega el “llevo la mascarilla como pulsera” 🤦

 
 

También se han visto a muchos ciudadanos salir a practicar deporte o a pasear con la mascarilla en la mano cuando transitan por espacios en los que se puede mantener la distancia de seguridad.

Los expertos insisten en que cuando uno se quita la mascarilla es para guardarla, no para exhibirla. “Tanto en casa como fuera de ella las mascarillas deben guardarse y conservarse en un recipiente hermético. Una bolsa de plástico con cierre zip, de las que se usan para congelar alimentos, es suficiente. O un pequeño táper”, concluye Sarabia.

Últimas Editoriales: