Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

EL TURISMO QUE VIENE: FIN DEL BUFFET LIBRE

Enviar a un amigo

LEEMOS EN LA VANGUARDIA

El fin del estado de alarma ha coincidido con la llegada del verano. Este año la planificación de las vacaciones ha estado marcada, por un lado, por la incertidumbre de si sería posible viajar y a dónde y, del otro, por la preocupación en todo lo relativo a la sanitización de hoteles, alojamientos, coches de alquiler, aviones y trenes.

“La pandemia ha alterado los patrones habituales de la industria turística. La confianza de los viajeros en los destinos y medios de transporte para poder efectuar su viaje en condiciones seguras frente al virus será una de las claves de la recuperación de la industria”, asegura Javier Diaz-Laviada, director general de Hertz en España.

“La higiene siempre ha sido un elemento importante y presente en el sector turístico, pero ahora tendrá que ser más evidente, y todo el mundo se esforzará en dar una imagen extra de seguridad e higiene”, dice Ricard Santomà, decano de la facultad de Turismo y dirección hotelera Sant Ignasi-URL.

De todas formas, este experto cree que estas medidas “serán coyunturales mientras no exista una vacuna o un tratamiento”, pero que lo que seguramente ha venido para quedarse “es el hecho de asegurar a la gente que podrá hacer las vacaciones y, en este sentido, las políticas de cancelación más flexibles que se ofrecen este verano lo más probable es que no desaparezcan”.

Alquiler vacacional

Airbnb ha puesto en marcha un protocolo “que incluye un proceso de limpieza de cinco pasos, listas de verificación habitación por habitación, así como módulos educativos, un cuestionario de certificación, y un manual que permite a los anfitriones dar fe de que han seguido los estándares y obtener una certificación”, explican.

Sobre cómo se puede asegurar que un anfitrión realmente ha cumplido, dicen que “estos tienen un claro incentivo para garantizar que sus espacios estén limpios: nadie quiere que le dejen malas críticas en sus valoraciones. Por otro, antes de que su alojamiento obtenga el icono por haber seguido el protocolo, los anfitriones deben tener y mantener un buen historial de limpieza en valoraciones anteriores, leer el manual y realizar un cuestionario online para demostrar que han entendido los materiales educativos”.

También recuerdan que “muchos anfitriones comparten sus hogares, por lo que tienen un incentivo personal”. Además, “en el caso de que un huésped informe de que alguien no está cumpliendo con lo que se ha comprometido, tomaremos medidas ”, aseguran.

Por otro lado, aquellos que no puedan comprometerse con este protocolo “pueden optar por una nueva función llamada Booking Buffer, con la que crearán un espacio de hasta 72 horas en las que el alojamiento quedará vacío hasta la próxima llegada de huéspedes y no se podrá reservar”.

Hoteles

El mayor problema es que se congrega mucha gente al mismo tiempo, ya sea en el bufet, en la piscina o en la recepción. Así, por ejemplo, el Barceló Hotel Group tiene previsto que los clientes puedan hacer estos trámites desde la propia app de la cadena y que el smartphone sirva también como llave de la habitación. Además, también, podrán “solicitar servicios ofrecidos por el hotel, buscar información sobre el establecimiento reduciendo el uso de papel, e incluso manejar la domótica de su habitación para abrir cortinas o encender luces minimizando el contacto en los hoteles que lo permitan”, explican. Esta cadena valora, incluso, “incorporar de la figura
del higienista, responsable de la aplicación de protocolos de limpieza con desinfectantes de grado hospitalario”.

A la hora de las comidas, y para poder reducir los aforos de los restaurantes, muchos hoteles optaran por aumentar las horas en las que será posible comer, y el típico bufet en el que el propio cliente se servía la comida dará paso a otras modalidades “para evitar la manipulación de alimentos y superficies de alto contacto por parte de los clientes”.

Aviones

Todo el sector turístico está pensado para ser rentable a partir de un cierto volumen de ocupación. Los aviones necesitan que sea de dos tercios. Si se elimina el asiento central, dejan de serlo”, explica Santomà. Tanto la Organización de Aviación Civil (OACI) como la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) no obligan a las compañías a limitar las plazas en los aviones, porque se considera que el aire que se respira es casi puro gracias a los filtros HEPA que hay en los aparatos. De todas formas, el uso de la mascarilla será obligatorio para todos los pasajeros y tripulantes, y se tendrán que cambiar por una nueva cada 4 horas de vuelo. Los viajeros deberán llevarla puesta desde el mismo momento en el que lleguen al aeropuerto, donde solo podrán entrar aquellos que vayan a viajar, que, en los países que así lo establezcan, deberán pasar un control de temperatura antes de acceder a la terminal. En el caso de superar los 38 grados no se podrá volar.

La EASA recomienda que se favorezcan los procesos automáticos para la facturación para minimizar los contactos, y también que se limite o prohiba el equipaje de cabina, ya que esto facilita las operaciones de embarque y desembarque, otro de los puntos en los que esta agencia pide a las aerolíneas que extremen las precauciones para que se mantengan las distancias entre personas, así como en el momento de pasar los controles de seguridad.

Trenes

Renfe tampoco reducirá las plazas en los trenes de larga distancia y los AVE, por lo que el uso de las mascarillas será obligatorio. Tampoco se repartirán auriculares, prensa y se suprime el servicio de cafetería. Además, se distribuirán toallitas desinfectantes entre los pasajeros, y los trenes se desinfectaran por completo cada vez que lleguen a destino, lo que reducirá su frecuencia.

Tanto el embarque como el desembarque se realizará de manera organizada. Para subir al tren se dará prioridad a la personas mayores, familias con niños y personas con movilidad reducida. A la hora de bajar se hará de forma progresiva, empezando por las filas más próximas a la puerta. Tanto a la hora de subir como de bajar, Renfe asegura que se hará de manera que se respete la distancia de seguridad.

Coches de alquiler

A diferencia de los medios de transporte colectivos, los coches de alquiler permiten un desplazamiento individual o familiar sin entrar en contacto con otros viajeros.

Hertz recomienda, “el uso de la mascarilla facial, aunque no es obligatorio su uso en el vehículo salvo en los casos establecidos por el Ministerio de Sanidad”. Además, “los coches se desinfectan antes y después de cada alquiler para garantizar la seguridad de cada cliente”, asegura Diaz-Laviada.

En las oficinas de alquiler de vehículos también habrá novedades. “Tras cada transacción, nuestro personal desinfecta los elementos de mayor contacto con los clientes. Las oficinas están dotadas de mamparas protectoras, señales para garantizar el distanciamiento social y el personal ha sido formado en el correcto uso de los equipos de protección personal y procesos para minimizar el contacto con el cliente, además de desinfección de las llaves previa a la entrega”.

Últimas Editoriales: