Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial de Cantabria24horas.com

EX-DIPUTADA DE VOX YA ES CONSEJERA DE EDUCACION EN MURCIA

Enviar a un amigo

LEEMOS EN EL MUNDO

Tras varios días de cierta incertidumbre acerca de los pactos a los que había llegado el presidente de Murcia, Fernando López Miras, para conservar el poder ante la moción de censura que le presentaron PSOE y Ciudadanos, este Jueves Santo se ha conocido que el dirigente del PP ha cumplido con una de las peticiones que le hizo el grupo de tres ex diputados de Vox, cuyos votos fueron claves: tener la Consejería de Educación.

El pacto de este grupo de parlamentarios, expulsado de Vox el año pasado por un asunto económico, con el PP se ha sellado. Mabel Campuzano será quien se ponga al frente de Educación y la que, junto a sus compañeros Juan José Liarte y Francisco Carrera, vele por la implantación de un "pin parental" que los ex miembros de Vox consideraban imprescindible para dar su apoyo al PP y frustrar así la moción de censura. 

El veto parental era el pilar de su programa y poder moldearlo y aplicarlo en el Ejecutivo murciano era esencial para ellos.

Los "populares" eran conscientes de ello y desde el principio de las negociaciones lo pusieron sobre la mesa para no perder el sillón presidencial autonómico, a pesar de lo polémico de la medida.

El Gobierno de Murcia será, pues, el primero del país en el que se abre la puerta a diputados provenientes de Vox y, en palabras de Pablo Casado, el ejemplo de cómo se reunifica lo que, a su juicio, tildó como la reunificación del "centro derecha".

Lo que no ha cuajado ha sido un segundo borrador que contemplaba que los ex diputados de Abascal se quedaran también con la Consejería de Fomento, que habría estado en manos de Carreras.

La entrada de Mabel Campuzano se traducirá en la salida de la actual consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, con lo que se modificará el organigrama actual.

La unión para formar gobierno entre el PP, los ex diputados de Vox y los tres diputados que se han apartado de la disciplina de Ciudadanos para seguir en el Gobierno - Isabel Franco, Francisco Álvarez y Valle Miguélez- está más que abrochada y será una realidad en los próximos días, indican las mismas fuentes.

Dar flexibilidad al veto parental -relajando las obligaciones sobre los padres- y evitar así futuros encontronazos con la Justicia ha sido la piedra angular entre ambos partidos antes de firmar el borrador definitivo para convertirse en socios de gobierno.

Si en su origen estaba previsto obligar a todos los padres para que se pronunciaran sobre si autorizaban o no a sus hijos a acudir a cierto tipo de charlas, actividades o talleres en los centros educativos, ahora únicamente será necesario que lo hagan aquellos que estén en contra.

Con este silencio positivo, los ex diputados vinculados a Vox evitarán al Ejecutivo regional futuros problemas judiciales como el ocurrido en febrero de 2020 cuando el Gobierno central presentó un recurso contra la implantación del pin parental en Murcia.

Un mes después -dos días después de que se decretara el estado de alarma- el Tribunal Superior de Justicia de la autonomía (TSJM) suspendió su puesta en marcha y en el mes de julio archivó la causa al resolver que el curso había terminado y que, por tanto, ya no podía pronunciarse al respecto.

Más en El Mundo

Coronavirus hoy en España, noticias de última hora | Nace el primer bebé con anticuerpos en España tras haber sido vacunada su madre en el embarazo

Sanidad rectificará su propia ley sobre las mascarillas con una decisión sin valor legal

El Gobierno del popular Fernando López Miras lo había implantado únicamente para ése curso académico por lo que desde la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ de Murcia los magistrados consideraron que había habido «pérdida sobrevenida de objeto». Es decir, sobreseyó la causa sin analizar su contenido.

La Región de Murcia fue la primera autonomía en implantar esta medida y su puesta en marcha fue una exigencia de Vox. El PSOE exigió su retirada pero se quedó solo porque tanto PP como Vox votaron a favor mientras que Ciudadanos se abstuvo.

Últimas Editoriales: