Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial Cantabria24horas.com

EL SANTANDER REFUERZA LAS PROVISIONES ANTE LA CRISIS

Enviar a un amigo
LEEMOS EN EXPANSIÓN Dispara las provisiones un 80% para anticipar las pérdidas provisionales por el coronavirus. El beneficio ordinario roza los 2.000 millones, un 1% más, y el capital retrocede del 11,65% al 11,58%. En España, 91.000 clientes piden moratorias, la solicitud de hipotecas cae un 70% y la concesión de créditos ICO llega a 9.600 millones. Santander empieza a blindarse frente a las pérdidas provocadas por la crisis económica desatada por el coronavirus. La entidad ha cargado en las cuentas del primer trimestre una provisión extraordinaria de 1.600 millones de euros para anticipar y cubrirse ante los impagos de familias y empresas. El saneamiento atípico ha provocado un desplome del beneficio del 82%, hasta 331 millones de euros en el primer trimestre.El grupo no registraba un resultado tan bajo desde 2012, cuando coincidiendo con el rescate bancario a España, llegó a situar su beneficio trimestral en poco más de 100 millones. Sin contar la provisión por el coronavirus, el beneficio ordinario alcanza 1.977 millones, un 1% más (alza del 8% a tipos constantes). Como ya había anticipado en las últimas semanas, el negocio típico del banco no ha sufrido fuertes impactos en el arranque de año, ya que los grandes mercados del banco no se han visto afectados por el parón de la economía y las restricciones de movilidad hasta mediados de marzo. "Los resultados ordinarios del primer trimestre han sido buenos, con un impacto limitado del COVID-19. Sin embargo, la pandemia está causando una crisis sanitaria global e importantes problemas económicos y sociales. Ahora mismo es imposible predecir el impacto final y más permanente que tendrá la crisis, pero nos encontramos en una posición sólida. Estamos preparados para superar la recesión prevista gracias a la diversificación de nuestra cartera, que además tiene altos niveles de cobertura con colaterales y a la solidez de nuestro balance", ha apuntado Ana Botín, presidenta de Santander. Primera aproximación al volumen de pérdidas La dotación responde a una primera aproximación del quebranto que puede provocar la pandemia, que el grupo continuará revisando. Santander ha ido mucho más allá de lo que descontaban algunos analistas, que habían previsto cargos extraordinarios de algo más de 100 millones. La dotación ha consumido el 25% del margen neto del banco, que cerró el trimestre en 6.237 millones. El cargo por la pandemia ha disparado en un 80% las dotaciones para insolvencias, rompiendo la senda a la baja de los últimos años. En conjunto e incluyendo el saneamiento atípico de 1.600 millones, la partida de provisiones roza los 4.000 millones en el trimestre, frente a los 2.200 millones del mismo periodo del pasado año. Con este esfuerzo, el banco ha elevado la cobertura de la cartera dudosa al 71%, desde el 68% de cierre de año. La tasa de mora, que Santander reconoce que aún no recoge el impacto de la crisis, está en el 3,25%, por debajo del 3,32% de diciembre. El coste del crédito se mantiene estable en el 1%. La eliminación del dividendo sostiene el capital La menor generación de beneficio ha condicionado generación de capital, que, en positivo, se ha visto sostenida por la eliminación del dividendo complementario de 2019 (ha permitido al banco retener en torno a 1.700 millones). La ratio de solvencia de máxima calidad cierra el trimestre en el 11,58%. Es inferior al 11,65% de diciembre, si bien Santander ha remarcado que se sitúa dentro de su rango objetivo (entre 11% y 12%). Hace un mes, el banco aún confiaba en que podría aproximarse ya al 12% a finales de 2020. La generación ordinaria de beneficios ha sumado 7 puntos básicos a la ratio y la supresión del dividendo, otros 29 puntos. Ha compensado la merma de solvencia por impactos regulatorios y operaciones corporativas como el cierre de la recompra del antiguo negocio de bancaseguros de Popular a Allianz o las adquisición del brasileño Olé o la actividad mexicana de Elavon.

Últimas Horas Económicas