Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial Cantabria24horas.com

LA BANCA HA CONCEDIDO YA 1,1 MILLONES DE MORATORIAS CREDITICIAS POR 41.160 MILLONES

Enviar a un amigo
LEEMOS EN CINCO DÍAS Desde el inicio de la crisis sanitaria, con la consiguiente paralización de la mayoría de la actividad económica, hasta finales del mes de junio, las distintas entidades financieras españolas han aprobado la concesión de más de un millón de moratorias crediticias. Son 1,1 millón de aplazamientos en el pago de los préstamos de los españoles más vulnerables por la crisis del coronavirus. En total, la banca ha aprobado el aplazamiento del pago de 41.160 millones de euros, una cifra que cada día engorda más. Fuentes financieras, de hecho, aseguran que hasta la fecha prácticamente al 80% de los clientes que solicitan un aplazamiento de sus deudas se les concede. Esta medida de apoyo directo a los colectivos más afectados por la pandemia fue una de las primeras en adoptarse nada más decretarse el estado de alarma el 15 de marzo, y que ha durado hasta el pasado 21 de junio. Entre las prórrogas de los pagos del crédito destacan las hipotecarias, las moratorias sobre préstamos sin garantía y los aplazamientos sectoriales aprobadas y puestas en marcha por las asociaciones bancarias (AEB, CECA, Asnef y Unacc), que completan y dan continuidad a las medidas aprobadas por el Gobierno, y que hoy ampliará. El aplazamiento de las letras de las hipotecas es el grueso de las moratorias tanto en número de solicitudes, como en saldo vivo por amortizar. Así, las moratorias hipotecarias suman un importe total de 20.370 millones de euros, mientras que los aplazamientos del pago de los créditos sin garantía hipotecaria ascienden a 2.719 millones, y las sectoriales a 18.071 millones de euros. Del conjunto de las moratorias, las hipotecarias concedidas según la norma aprobada por el Gobierno suman 226.285, de las que un 73% corresponden a asalariados, mientras que el 26,7% han sido solicitadas por autónomos (empresarios y profesionales). Sin garantía hipotecaria, las concesiones se elevan a 364.407, de las que un 75% han sido solicitadas por asalariados, y un 25% por autónomos. A estas cifras hay que sumar 509.452 aplazamientos de los pagos de sus créditos aprobadas por la banca, de los que un 79,3% son asalariados, y el otro 20,7% autónomos. Las moratorias sectoriales de las patronales bancarias son más laxas que las aprobadas por el Ejecutivo La mayoría de los españoles que se han visto obligados a solicitar una moratoria coinciden con trabajadores que han sido incluidos en un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), o han tenido que cerrar sus negocios por la caída en picado de la economía. Los principales sectores beneficiarios de estas moratorias son empleados o autónomos de la hostelería, comercio, transporte u otros servicios, las actividades mas castigadas por la crisis económica derivada de la pandemia. Esta medida se estableció para facilitar que las personan se beneficien del alivio financiero que supone aplazar las cuotas de sus préstamos en un contexto de emergencia sanitaria. Se da el caso, según explica el Banco de España, que en una misma operación de oratoria puede haber más de un deudor. Con estas moratorias los españoles pueden aplazar los pagos 12 meses. Eso sí, las entidades financieras no pueden modificar las condiciones de los créditos con pagos aplazados, ni cobrar más comisiones. SIN EFECTO EN LOS BALANCES DE LOS BANCOS Morosidad. El aplazamiento de estos pagos por moratoria no suponen nuevas provisiones para los bancos. Mientras, que duren estas prórrogas no tendrán que hacer nuevas dotaciones, otra cosa es cuando finalice el plazo de estos aplazamientos y los clientes no puedan hacer frente a los pagos aún. Entonces sí comenzarán a computar como morosidad. Pese a todo, las cifras de las moratorias están por debajo del 7% de los créditos totales concedidos a hogares. CaixaBank. Según los datos de los bancos correspondientes a marzo, 147.000 clientes de CaixaBank había pedido ya una moratoria. Era entonces el banco con más solicitudes de pagos aplazados por sus clientes.

Últimas Horas Económicas