Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial Cantabria24horas.com

LOS BANCOS COMIENZAN A APLICAR COMISIONES TRAS LA PANDEMIA

Enviar a un amigo
LEEMOS EN CINCO DÍAS La política de tipos cero del Banco Central Europeo lleva varios años lastrando los márgenes de la banca. Tras acometer recortes de plantilla y cierres de oficinas, el sector puso en marcha a principios de año un plan para elevar la vinculación de cliente, y así lograr una mayor rentabilidad por su parte, o cobrar una serie de comisiones inexistentes hasta ahora para compensar el mantenimiento de aquellos que no generaran ingresos. La pandemia del Covid-19, las malas perspectivas económicas y el horizonte de que los tipos de interés se mantendrán sin cambios durante un largo periodo de tiempo ha puesto aún más contra las cuerdas al sector. Y, aunque durante la vigencia del estado de alarma, pospuso o redujo algunas de los nuevos requisitos de vinculación debido a los ERTE y a la disminución del consumo, terminada la temporada estival y con el país instalado en una nueva normalidad, los bancos se enfrentan al reto de sanear sus cuentas de cara a final de año. Para ello, recuperan los planes que tenían antes de que el Covid-19 pusiera en vilo el mundo. Un ejemplo de ello es el de CaixaBank. La entidad tenía previsto poner en marcha el 1 de abril el programa Día a Día, con el objetivo de, según fuentes del banco, "vincular más al cliente" y ofrecerle todos los servicios sin pagar por ello. Sin embargo, la realidad es también que aquel que no pueda o quiera cumplir con las condiciones marcadas por la entidad, pasa a pagar una cuota de 240 euros anuales, frente a los 60 euros de su producto estrella, la Cuenta Family, que exigía las mismas condiciones que la nueva cuenta. La pandemia dio al traste con la implantación de este programa, pero CaixaBank ya tiene una nueva fecha, el próximo 1 de octubre. Algo similar le ocurrió a Unicaja. La entidad tenía previsto empezar a aplicar en primavera unas comisiones de entre 84 y 60 euros por mantenimiento de sus cuentas corrientes a los clientes menos vinculados. Entonces también canceló sus planes, que recupera el 1 de septiembre. En el caso de Abanca, que también tenía pensado modificar su programa Cero Comisiones en marzo y finalmente lo empezó a aplicar en junio, el endurecimiento de las condiciones para acceder a productos gratuitos es mayor. Los mayores de 29 años deberán abonar una comisión de 100 euros al año salvo que, además de domiciliar su nómina y mantener un saldo medio mensual en productos de ahorro, cumplan uno de los siguientes requisitos: realizar compras con tarjeta de crédito por valor de 2.000 euros al año, o bien por 1.200 euros anuales y tener contratado un seguro; mantener un saldo medio mensual de 30.000 euros en productos de ahorro; tener contratados dos seguros; o mantener un saldo medio mensual de un mínimo de 8.000 euros en productos de ahorro fuera de balance. Exenciones temporales CaixaBank, Unicaja y Abanca eran de las pocas entidades que a principios de año no habían puesto aún en marcha esta nueva política de vinculación, que Bankia, Santander o Sabadell ya empezaron a aplicar entre enero y febrero. Sin embargo, estas entidades dieron algunos pasos atrás con la declaración del estado de alarma. Bankia, por ejemplo, que elevó los requisitos para que la Cuenta Fácil fuera gratuita, estableció que a quienes cumplieran estas nuevas condiciones en febrero, no se les cobrarían unas comisiones más elevadas a pesar de que las incumplieran desde marzo. Una medida que aún sigue vigente. Santander, por su parte, que dejó de comercializar la Cuenta 1,2,3 y elevó las comisiones –de 96 a 144 euros al año– por no cumplir los requisitos de su nuevo producto estrella, la Cuenta Zero 1,2,3, también suprimió estos cobros a quienes dejaran de cumplir durante este periodo lo exigido. No obstante, en la actualidad estas exenciones ya no están vigentes. LA ALTERNATIVA DE LAS CUENTAS ONLINE Bankia y Abanca. Al mismo tiempo que han endurecido los requisitos para obtener una cuenta libre de comisiones o ampliado estas, Bankia y Abanca han mantenido la gratuidad de sus cuentas 100% digitales. La Cuenta_ON de la entidad presidida por Goirigolzarri condiciona el coste cero a una operatividad a distancia y a que el cliente active las notificaciones en la aplicación del banco. Por su parte, la Cuenta Clara de Abanca pide igualmente que las operaciones se realicen de forma online y que el usuario informe a la entidad de su número de móvil y de su correo electrónico. Bankinter. El banco dirigido por Dolores Dancausa es de los pocos que ha mantenido sin cambios las condiciones de su producto estrella, la Cuenta Nómina. Además, durante el estado de alarma mantuvo la gran ventaja de este producto, una rentabilidad del 5% TAE durante el primer año y del 2% durante el segundo, aunque los clientes no pudieran mantener el requisito de domiciliar una nómina de al menos 1.000 euros al mes.

Últimas Horas Económicas