Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

Editorial Cantabria24horas.com

LAS PENSIONES SUBIRÁN MÁS DE UN 2 POR CIENTO EN 2022

Enviar a un amigo
LEEMOS EN EL ECONOMISTA El Gobierno ha sentado las bases para la revalorización de prestaciones y sueldos públicos de cara al próximo año en las estimaciones del último cuadro macroeconómico publicado este mismo martes tras la reunión del Consejo de Ministros. Concretamente, el Ejecutivo prevé que el indicador de precios de consumo privado repunte este año al 1,9%. De este modo, y teniendo en cuenta que la reforma de pensiones vincula las subidas de las pagas en base al IPC medio del año previo, en 2022 cada pensionista verá incrementada desde el mes de enero su prestación en 19,6 euros al mes, es decir, unos 275,5 euros en la nómina anual. Si nos fijamos en los pensionistas jubilados, que componen la mayoría del colectivo, este aumento de la pensión será de 22,6 euros al mes, lo que supone unos 317,1 euros más en el conjunto del año. Cabe recordar que en 2022 cambia el método de actualización de las pensiones, en virtud al acuerdo alcanzado en la mesa de diálogo sobre la reforma del sistema público entre el Gobierno y los agentes sociales. Así, desde el próximo mes de enero, se subirán las pensiones en base al IPC medio del año previo. Una inflación que el Gobierno prevé se sitúe para este 2021 en el 1,9%, muy por encima de las estimaciones de principios de este año, del 0,9%. Del mismo modo, que las pensiones de jubilación, las personas que perciben una paga de la Seguridad Social por viudedad, verán incrementada su cuantía en 14 euros mensuales, lo que ascenderá en el conjunto de 2022 a 197 euros de mejora. Aunque los más beneficiados en términos de volumen de subida será los pensionistas que han accedido en estos últimos meses al sistema de jubilación de la Seguridad Social. Con pagas de hasta 1.490,2 euros al mes en el caso de los recién jubilados del régimen general, la subida experimentada alcanzará los 28,3 euros al mes, llegando en el conjunto del año la mejora hasta los 396,3 euros. Un 37% más alto que el SMI Así, con estos cálculos sujetos a la evolución de los precios en los últimos meses del año, donde Funcas prevé una aceleración del alza de IPC fuertemente influido por el encarecimiento de la electricidad, las pagas de jubilación supondrán el próximo año hasta un 37% más de dinero que lo percibido por un empleado en salario mínimo interprofesional. Este es el caso de los últimos pensionistas que se ha jubilado con prestaciones medias en el último año de 1.490,2 euros y que pasarán a recibir cada mes 1.518,5 euros, lo que implica una nómina anual de 21.259 euros, por lo que quienes cobren el nuevo SMI, tras la subida de 15 euros mensuales, tendrán un ingreso anual de 13.510 euros, que es el 63% de lo que percibirán estos jubilados de la Seguridad Social. En cuanto a la pensión media del sistema, tras la subida se situará en los 1.055,5 euros al mes, llegando en el año a suma una cuantía de 14.777 euros. En este caso, el ingreso se eleva en un 9,3% sobre los perceptores del SMI. Para la pensión media de jubilación la cuantía mensual pasaría a ser de 1.214,8 euros con una nómina anual de 17.007 euros, es decir, un 25% más que los perceptores de las remuneraciones más bajas que ofrece el mercado laboral. La "paguilla": 167 euros por jubilado En este punto, cabe recordar, que con el escenario de IPC previsto para la media de 2021 por parte del Gobierno ya más claro y preciso, que está será también el indicador que determinará las cuantías de la paguilla que percibirán los pensionistas a modo de compensación por la desviación causada entre la subida de las pagas de inicio de 2021 que fue del 0,9% y el escenario inflacionista, que el Ejecutivo estima sobre el 1,9%. Es decir, deberán compensar con el 1% del valor de la nómina a los pensionistas por la menor subida de este año en comparación con el avance de precios. El Gobierno gastará 5.000 millones solo en las subidas de pensiones de 2022 por el repunte del IPC De este modo, el abono que se prevé para el mes de febrero y que será el último que tengan que percibir los pensionistas por estas desviaciones, alcanzará en el caso de la pensión media de jubilación unos 145 euros en forma de pago único compensatorio. Para el jubilado medio, esa compensación sería de 167 euros, mientras que para quienes perciben la pensión de viudedad el pago será de 103,7 euros.

Últimas Horas Económicas