Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

Los lodos que deja ARCA y los "guiños" de un reciente pasado

Enviar a un amigo

LOS LODOS DE ARCA llegan a las puertas del Gobierrno regional, una vez que se ha conocido la sentencia de la Audiencia Nacional de que las obras del bitrasvase Ebro-Besaya son ilegales. Todo indica que la decisión de anular el procedimiento administrativo que dio lugar a la ejecución de este proyecto se basa en un error formal relacionado con la administración que promovió la evaluación ambiental, iniciativa que no debió recaer en el Gobierno de Cantabria sino en el Ministerio de Medio Ambiente. Es decir, ARCA se agarra a este tipo de errores administrativos -que debieran tener o buscarse a los culpables- para entorpecer iniciativas o desprestigiar las que existen, como ya ocurrió con Vuelta Ostrera, la estación depuradora que habrá que tirar para construir una nueva por unos metros mal calculados en el deslinde; es decir, tirar muchos millones de euros a los cerdos.

 
Esta cruzada de ARCA contra iniciativas del Gobierno demuestran el lamentable eror de este Ejecutivo  que en su día consideró un perfecto "aliado" a la asociación ecologista, especialmente en la etapa de Miriam García, directora de Urbanismo, nombrada por el actual Consejero de Presidencia. Desde aquella etapa, el urbanismo en Cantabria no levanta cabeza y se encuentra encallado con una pérdida de credibilidad para la clase política en su conjunto. Sólo hay que mirar la situación de cientos de familias amenazadas de perder el hogar familiar por las iniciativas de ARCA o  proyectos como, por ejemplo, el de El Cuco, en Mortera, desarrollado de acuerdo con la legalidad vigente de la Administración regional, que encontró la complicidad a dos bandas de dirección de Urbanismo y ARCA para "cargarse" el proyecto. El Cuco sigue paralizado a la espera de que el Supremo decida y el temor del Gobierno regional de que eximirá de responsabilidades al Ayuntamiento de Piélagos que cumplió con la legislación vigente, nada menos que una treintena de informes favorables, incluido el más decisivo, como fue el medioambiental. Si esto ocurriera, es posible que el Gobierno tenga que afrontar indemnizaciones de alto montante económico.
 
Con toda seguridad estas sentencias serían evitables si las Administraciones competentes actuaran con rigor, sin dejar margen alguno a los recursos de ARCA y a la intervención judicial. A veces, da la sensación de que la asociación ecologista recibe desde dentro los "chivatazos" oportunos para dar en la diana y tumbar iniciativas como este del bitrasbase o de Vuelta Ostrera, que finalmente el daño logrado se traslada al bolsillo de todos los ciudadanos.   
 
Sería positivo que el Gobierno hablara con hechos y abriera el correspondiente expediente informativo, inicialmente, cuando se producen estos errores administrativos y, si cabe finalmente, depurar responsabilidades. Pero, en todo caso, estamos ante estos lodos de ARCA que actúa  de forma muy selectiva tanto en sus acciones como en Ayuntamientos. ¿A que se deberá?. A intereses, sin duda, aunque hoy por hoy sigue sin tirarse de la madeja.
 
LIBERTO 

Últimas claves: