La Clave de Cantabria24horas.com

EL SUPREMO NO QUIERE QUE SE INVESTIGUE AL REY EMÉRITO

Enviar a un amigo

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha inadmitido a trámite y archivado la querella interpuesta por el Partido Comunista de España, Izquierda Unida y el foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas contra el Rey emérito Juan Carlos ICorinna Zu Sayn Wittgenstein, el director del CNI Félix Sanz, el ex comisario Villarejo y otras personas por 13 delitos en relación con el contenido de unas grabaciones de conversaciones mantenidas en junio de 2015 entre Corinna, Juan Villalonga y Villarejo.

En línea con el fiscal que solicitó el archivo, la Sala rechaza la querella al entender que los hechos que son objeto de la misma ya fueron investigados y archivados por el Juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, el pasado 7 de septiembre al no encontrar indicios suficientes para continuar el procedimiento y sin que ese archivo fuera recurrido.

 

 

El tribunal explica que en aras del principio de seguridad jurídica “no puede amparar que el desacuerdo contra ella y particularmente, contra el auto de sobreseimiento provisional se traduzca en la presentación -en el ejercicio de la acción popular- de una nueva querella por los mismos hechos, pretendiendo la incoación de otro proceso penal ante un órgano jurisdiccional distinto, en el que se pueda obtener un resultado más acorde con las propias pretensiones u opiniones”.

El auto recuerda que en el procedimiento archivado por la Audiencia Nacional no se elevó ante la Sala Segunda del Supremo ninguna exposición razonada en la que se pusiera de manifiesto la existencia de indicios de criminalidad contra algún aforado y, particularmente , contra al ahora querellado don Juan Carlos.

En septiembre de 2018, el juez de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, tras la negativa de la Fiscalía Anticorrupción de investigar las grabaciones, dio 'carpetazo' al caso de las conversaciones de Corinna acusando al rey emérito de los presuntos delitos de corrupción y tráfico de influencias, así como de ocultar millones de su fortuna personal en cuentas ocultas de Suiza a través de testaferros.

Las conocidas como 'cintas de Corinna' salieron a la luz el pasado verano tras haber sido filtradas a dos medios de comunicación, desatando un nuevo 'terremoto' político que volvía a sacudir a la monarquía española.

El Supremo era la última oportunidad para IU y esas otras organizaciones para que se investigase el caso.

Últimas claves: