Editor: Enrique Alonso | Director: José Ramón Sáiz
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

DESENCUENTRO FINAL

Enviar a un amigo

Había mucha expectación por conocer las palabras de Pedro Sánchez en su entrevista de este jueves en 'Al Rojo Vivo' de 'La Sexta', sobre todo para saber si había posibilidad de que hasta el día de la votación de investidura, el martes 23 de julio, hubiera un acuerdo con Podemos.

Sánchez fue contundente contra Pablo Iglesias al argumentar por qué no puede estar en el Gobierno como vicepresidente, algo que confirmó que exigió el de Podemos. La principal razón para vetar su presencia en el Consejo de Ministros es que ambos mantienen "muchas desavenencias a nivel estatal" y que al pedir presencia para controlar al Ejecutivo socialista da a entender que no se fía del PSOE.

Sin embargo, no todo es negativo: Sánchez mantiene su última oferta de incluir algún ministro procedente o vinculado a Podemos, por lo que sí acepta que haya un gobierno de coalición en términos técnicos. Esto llevará a más confusiones con el resultado de la consulta de Podemos, que en teoría dará el resultado de que los inscritos del partido quieren apoyar a Sánchez sólo bajo la condición de estar presentes en el Gobierno.

Las razones de Sánchez

En cuanto a las diferencias políticas que mantiene con Iglesias, destaca que hay "muchas" cosas en las que "no estamos de acuerdo, políticas de Estado como la sentencia del procés del Tribunal Supremo, que sacan a la luz las principales divergencias de Unidas Podemos con el PSOE".

Además, argumentó: "No me puedo permitir el lujo de tener dentro de las mayores crisis de Estado en los últimos 40 años un vicepresidente que, por lealtad, lo único que haga sea mirar para otro lado o silenciar", en referencia a que Iglesias se comprometió a asumir lo que el PSOE, partido más votado, decida al respecto de Cataluña.

La segunda razón que aporta Sánchez es que "Iglesias no garantiza una responsabilidad en cuanto al comportamiento de las decisiones que se estan tomando por integrantes significativos de su partido", en alusión al reciente boicot de Podemos a la candidata socialista para presidir La Rioja.

Y la tercera razón es que Iglesias no pueda estar en el Gobierno sólo porque pide estar porque "no se fía" de él. "¿Usted se imagina que alguien quiere ser su subdirector porque no se fía de usted?", le preguntó a García Ferreras, el entrevistador.

Iglesias quería ser vicepresidente y estos ministerios

""

 

 

Aunque este tema está suponiendo una importante controversia entre las versiones de PSOE y Podemos, Sánchez insinuó que aunque no le gusta "airear conversaciones privadas", Iglesias sí le habría pedido ser vicepresidente. De hecho, en una reciente entrevista en la 'SER' negó que Iglesias le pidiera ese importante puesto gubernamental. Argumenta que no podía hacer públicas sus conversaciones privadas.

Hay más, el PSOE sostiene que Podemos pidió ser "vicepresidente social" del gobierno, dejando abierta la posibilidad a tener más vicepresidentes, como en las etapas de Zapatero y Aznar, además del Ministerio de Trabajo y el de Hacienda. También pidió llevar la comunicación del Gobierno, algo inadmisible para los socialistas. Sánchez aseguró no ser responsable de la filtración de estas informaciones y que no le gustaba verlas en los medios.

Eso sí, aprovechó para criticar que "el 99,9% de las conversaciones con Iglesias estas semanas no han sido precisamente de contenidos", sino sobre "todos los cargos de Gobierno".

Las versiones son contradictorias

El martes, en una entrevista en el mismo programa al que hoy acudía Pedro Sánchez, Iglesias agradecía que Sánchez dijese la verdad cuando dijo que Podemos no exigió una vicepresidencia para él o para nadie de Podemos. También afirmaba que su partido no ha recibido un veto rotundo de Sánchez a que ningún miembro del mismo esté en el próximo gobierno.

Últimas claves: