La Clave de Cantabria24horas.com

ITALIA, UN EJEMPLO EN EL INCUMPLIMIENTO DEL DERECHO DEL MAR

Enviar a un amigo

Óscar Camps, fundador de 'Open Arms', ha exigido al Gobierno de España que tome una posición más activa en la crisis humanitaria que se vive en el Mediterráneo, después de que Moncloa les invitase a poner rumbo a Italia.

En concreto, Camps ha reclamado en una entrevista concedida a RAC-1 que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, denuncie a Italia ante el Tribunal Internacional del Derecho del Mar.

"Queda muy bien decir que el resto de países no hacen nada, pero la realidad es que en lo que llevamos de legislatura europea han muerto 14.000 personas en el Mediterráneo", lamentó. "No sabe qué hace, ni qué dice ni tiene coherencia en nada", criticó al Gobierno lamentando que la iniciativa ciudadana sea la que tenga que llevar la iniciativa frente a los estados.

Camps calificó al ejecutivo de "gobierno títere" por su inacción y recordó que la normativa compartida por ambos países obliga a desembarcar en el puerto seguro más cercano a los náufragos rescatados en el mar. En este caso, Italia y Malta que se niegan a permitirles el paso, al igual que al 'Ocean Viking', el barco de Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterráneo de bandera noruega con otras 85 personas rescatadas a bordo.

Por ello, Camps considera que España debería denunciar sus incumplimientos ante el organismo judicial encargado de velar por la normativa internacional en la materia, establecido en la Convencion de las Naciones Unidas a tal efecto.

El 'Open Arms', de bandera española, se encuentra bloqueado desde hace diez días frente a las aguas italianas con unas 160 personas a bordo y no se descarta que el 'Open Arms' intente atracar en Italia como le aconseja Moncloa, pese a al riesgo que conlleva.

Hay que recordar que el Gobierno estableció multas de entre 10.000 y 50.000 euros a las ONG que rescaten náufragos y que las autoridades detuvieron recientemente a la capitana del 'Sea Watch'Carola Rackete, acusada de "resistencia o violencia contra un buque de guerra", un delito que conlleva de 3 a 10 años de cárcel.

Críticas del Gobierno

Por su parte, el Gobierno insiste en que España ya ha cumplido con su responsabilidad frente a la crisis migratoria que se cobra vidas en el Mediterráneo con la labor diaria de Salvamento Marítimo -rescató a 50.000 personas el año pasado- y por el caso de acogida del 'Acuarius'.

Si el viernes el mensaje lo enviaba la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, este domingo era el turno del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos.

En una entrevista concedida a 'El País', Ábalos criticó a los "abanderados de la humanidad que nunca han de tomar una decisión" acusándoles de hacer "creer que solo ellos salvan vidas desde el ámbito privado".

Últimas claves: