Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

EL MOMENTO DE ZULOAGA

Enviar a un amigo

La crisis entre dos socios de Gobierno en Cantabria desde 2003, es evidente. Hay ruptura, pero no definitiva. Aunque el mensaje del PRC da la sensación de dureza, en el fondo estamos en una declaración ante la galería.  El PSOE de Cantabria, por otra parte, no está para excesivas alegrías ya que romper la coalición significaría sumas problemas de gobernabilidad en ayuntamientos y, en el fondo, volver a empezar.

La situación no es la misma que en 2003. Entonces el PSOE ganó en escaños al PRC pero dio la presidencia a Miguel Ángel Revilla. En mayo de 2019, el PRC obtuvo el doble de escaños que el PSOE, pero insuficiente para gobernar si no buscaba la alianza de otro socio. Y pactó de nuevo con el PRC para mantener el tipo. 

Que el PRC no quiere la ruptura se debe, sobre todo, a que tiene la convicción de que el Gobierno Sánchez puede mantenerse perfectamente durante tres años e, incluso, acabar la legislatura. El intento monoplizador de las "derechas" activa la unión de una amplia mayoría en el Congreso de los Diputados que puede dar oxígeno a este Gobierno cuando carezca de él.  Esta posibilidad hace que el PRC no tenga la interlocución en Madrid que Revilla quiere. Pero cicatrizar las heridas que ha dejado el voto negativo a Sánchez del PRC va para largo.

El "no" del PRC a Pedro Sánchez coloca a Pablo Zuloaga en primer interlocutor del Gobierno en Cantabria que aunque ya lo era, Revilla pesaba mucho en su apoyo, primero a Zapatero, y en estos años a Pedro Sánchez. 

Todo lo que se escriba en estos momentos es pura especulación. Hay que ver que decisiones toma la ejecutiva del PSOE para obtener las primeras conclusiones de esta crisis. Esperemos.

Últimas claves: