Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

ARRIMADAS ERRE QUE ERRE QUIERE TAMBIÉN PACTAR CON EL PP EN GALICIA

Enviar a un amigo

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, sigue insistiendo en la 'triple coalición' con el PP de cara a las elecciones en Galicia, País Vasco y Cataluña. A pesar de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado en varias ocasiones, la unión con los 'naranjas', Arrimadas le pide "generosidad" y le recuerda que "las encuestas dicen que su mayoría pende de un hilo".

Alberto Núñez Feijóo ya ha sido proclamado candidato del PP a las elecciones autonómicas de Galicia el próximo 5 abril, y en contra de la idea de Génova, ha descartado una alianza electoral con Ciudadanos. "No seré rehén de ningún partido, ni tan siquiera del mío, porque soy servidor de todos los gallegos", manifestó el 'popular'.

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas le respondió en 'La Sexta Noche'. "Yo tampoco soy rehén de mi partido, pero se trata de que los gallegos no sean rehenes de un gobierno nacionalista, y una encuesta decía que la mayoría de Feijóo estaba pendiente de un hilo".

Para la dirigente 'naranja', "hay que ser generosos, a pesar de que la situación en los 3 territorios del os partidos es diferente". Tras reafirmar que el PP es la fuerza mayoritaria del "constitucionalismo en Galicia", ha reivindicado que Ciudadanos, lo es en Cataluña, "y yo no les digo que no se presenten en Cataluña, sino que nos presentemos juntos".

"Somos diferenes, tenemos discrepancias pero en este momento es más importante lo que nos une. En un momento como este, en circunstancias excepcionales, tenemos que hacer un esfuerzo excepcional", ha defendido Arrimadas.

Pese a su insistencia, parece descartada la coalición con el PP en Galicia, después de que Feijóo se haya declarado "candidato libre". Desde el primer momento, Cs ha defendido la 'triple coalición' ante las citas electorales autonómicas, y aunque Génova la ve con buenos ojos, la negativa del presidente de la Xunta podría impedir la unión en País Vasco y Cataluña.

Últimas claves: