Edita: Cantabria Ediciones On Line 24 horas. Director: José Ramón SAIZ FERNÁNDEZ
Diario Digital controlado por OJD

La Clave de Cantabria24horas.com

SESIÓN DE TONO MUY BRONCO

Enviar a un amigo

La sesión de control al Gobierno que ha celebrado hoy en el Congreso, como viene siendo habitual en la cámara baja en las últimas semanas, ha tenido un tono muy bronco con ataques sin sutilezas de los líderes de diversas formaciones, incluida una contundente réplica del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El actual líder de la oposición, Pablo Casado, no se ha mordido la lengua y ha llamado "desleal" a Sánchez por no haber impedido los "ataques" al Rey de sus ministros, en referencia a las últimas declaraciones de Pablo Iglesias y Alberto Garzón en las que acusaban al Rey de "maniobrar contra el Gobierno".

Ante las palabras del líder del PP, el presidente del Ejecutivo se ha defendido acusándole de "inventarse amenazas ficticias" y de utilizar la "hipérbole". Además le ha reprochado su modo de actuación en Cataluña por la unidad de España y le ha avisado de que su modo de defender al Rey puede acabar de la misma forma.

"Los insultos para el Rey"

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, también se ha sumado a los ataques directos y ha acusado a Sánchez de no defender a la monarquía y la Constitución ante las críticas de sus ministros. "Los insultos para el Rey y los indultos para los independentistas", ha recriminado al jefe del Ejecutivo.

Y otro protagonista de esta sesión tan tensa está siendo, como viene siendo habitual también, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián. El catalán afirma, entre líneas, que el rey es un diputado más de VOX y señala que Franco "votó" al Rey como respuesta a unas declaraciones de Casado en las que afirmaba que al Rey le votaron los españoles mientras que a Iglesias y a Garzón no.

...Y LLEGÓ RUFIÁN

 

Siempre puede haber más crispación y es lo que ha conseguido este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

 

El republicano catalán se supera a sí mismo y originó una enorme bronca en el hemiciclo, provocando que la presidenta de la cámara, Meritxell Batet, tuviera que exigir silencio y llamar la atención a varios diputados.

 

Rufián comenzaba su intervención lamentando que Vox, a la que calificó de "ultraderecha", estuviera presente en el Congreso, pero más que tuviera 52 diputados. Fue entonces cuando inició su show al rectificar su primera afirmación asegurando que en realidad Vox tenía 53 diputados, asegurando que el ese otro estaba "en la Zarzuela".

Una referencia al rey Felipe VI y una posición política extrema que hizo que la bancada de Vox estallara en reproches, uniéndose el PP, para defender la figura del monarca.

 

Rufián continuó y sacó de su estrado una foto del dictador Franco junto al monarca actual, cuando Felipe VI era un niño. También recordó que el jefe del Estado autoritario fue quien preparó la restauración monárquica y que posteriormente fue ratificada en las urnas por los españoles con la Constitución.

 

En concreto, el republicano dijo que Franco "votó" al Rey, en referencia a las recientes y comentadas palabras de Pablo Casado, líder del PP, cuando afirmó rotundamente que al rey le habían votado los españoles pero no a Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

 

Rufián ya fue polémico en el pasado por controvertidas intervenciones, como cuando trajo una impresora a la Cámara Baja.


Últimas claves: